En Salud, de lo más delicado

El diputado local por el PRI, Jorge Salgado Parra, advirtió que la política de austeridad del gobierno federal está provocando una disminución en la calidad de los servicios de salud pública.

En la sesión de este jueves, el legislador subió a tribuna para fijar postura respecto a la reciente renuncia del director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Germán Martínez Cázares.

Salgado Parra hizo un análisis de la carta de renuncia presentada por Martínez Cázares, en la que expone las limitaciones económicas para garantizar el servicio médico.

El priísta señaló que el IMSS es un órgano fiscal autónomo que cuenta con cuotas patronales y de trabajadores para dar cobertura de seguridad social a millones de mexicanos.

Apuntó que en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 que presentó hace unos días el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrado, se establece garantizar el empleo, educación, salud y bienestar.

Por ello, dijo que «pareciera controversial el hecho de que por un lado se ofrezca garantizar el derecho de la salud y por otro lado» haya una política de austeridad.

Salgado Parra advirtió «una clara fractura interna de la llamada visión de la cuarta transformación, ya que a través de su testimonio y propia reflexión expresa que es una forma errónea en la aplicación o no de los recursos, en este caso en materia de salud, un tema muy delicado».

El legislador destacó la «desacreditación de esa forma de administrar» y consideró que «ellos mismos se sabotean».

«Es cierto que México necesita un cambio eficaz y eficiente, pero con método y con una precisión quirúrgica para no dañar a la sociedad en general», apuntó.

Señaló que en la carta de renuncia del director del IMSS se menciona que es bueno ahorrar, pero en materia de salud no puedes limitar dado que el resultado es mortal».

También dijo que se dejó ver la fricción que existe entre funcionarios y no nada más del IMSS, sino que a colación de esta crisis, se abrieron carencias graves en casi todos los demás institutos de salud y que tiene que ver con falta de personal, falta de recursos económicos y materiales.

Salgado Parra advirtió que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público es la institución responsable, ya que es quien autoriza sus partidas de acuerdo a sus criterios, de escritorio, y no a las necesidades de los usuarios.

Por ello, sostuvo que «se tiene que ver por las personas que se atienden en el IMSS y no por los funcionarios que trabajan en él. Porque no se puede estar insensible frente a las enfermedades, e incluso a la muerte de pacientes».

El legislador priísta apuntó que en la SHCP Se tiene la encomienda de utilizar tijera o bisturí para recortar el gasto público y poder acumular recursos a los programas prioritarios presidenciales.

Advirtió que «no han pasado ni cinco días y se perciben dos escenarios»: el primero, que la aplicación del nuevo modelo que está rigiendo a México iba a traer desestabilidad en todos los sectores y su mala aplicación; y el segundo, «que los funcionarios ya en el ejercicio se están dando cuenta que no es el mejor modelo el que se instruye (…), no saben qué hacer o cómo hacerle y mucho menos en que tiempo será tangible un resultado para la sociedad.»

Salgado Parra insistió en la necesidad de generar políticas públicas que no transgredan los derechos humanos.

«Coincidimos en un plan de austeridad, pero bien analizado y focalizado, ya que también hay cosas buenas que posiblemente se heredaron de los regímenes anteriores, entonces hay que sumar no restar. No siempre la premisa de para construir hay que destruir aplica para todo», aseveró.

Deja tu opinión