Solo tres diputados votaron en contra, una del PAN y dos de Morena

Con 3 votos en contra y 42 a favor, el Congreso de Guerrero aprobó la minuta emitida por el Senado de la República en torno a la Reforma Educativa del Gobierno federal.

Aunque la ley establece que un dictamen como el aprobado la tarde del martes 14 de mayo debe presentarse con 48 horas de anticipación, la presidenta de la Mesa Directiva, Verónica Muñoz Parra reconoció que dicho documento se circuló entre los diputados locales hasta las 15:00 horas del mismo día.

El asunto se incorporó a la Orden del Día desahogada por el Pleno y se turnó a la Comisión de Estudios Constitucionales, que preside el diputado local del PRD, Bernard Ortega Jiménez.

Causó nerviosismo entre los representantes populares, la presencia de un pequeño grupo de integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), que se plantaron frente a la puerta principal y por medio de un aparato de sonido exigieron que la legislatura guerrerense votara en contra de la Reforma.

Sin embargo, la presión del reducido grupo de maestros disidentes no hizo mella en seis de siete partidos políticos representados en el Congreso de Guerrero, que de manera atropellada desahogaron tres sesiones para sacar adelante dicho procedimiento.

En la primera sesión se hizo el acuse de recibo de la minuta y se turnó a la comisión correspondiente, para la segunda encuentro se dio la primera lectura que ordena la Ley Orgánica y en el tercer encuentro el asunto se sometió a votación.

El presidente de la comisión dictaminadora, Bernardo Ortega reconoció que la minuta no circuló con las 48 horas de anticipación que impone la ley, pero argumentó que si la mayoría de las fuerzas políticas lograban un acuerdo, el asunto se podría subsanar.

En todo caso, destacó que el problema que se presentaba desde antes de que se instalara la sesión, era la existencia de puntos encontrados al seno de la fracción parlamentaria del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Si los 24 diputados que integran la bancada de Morena llegaba con una postura uniforme, la aprobación de la minuta podría considerarse un hecho.

Entrada la tarde del martes se regresó de un primer receso, que de 30 minutos se prolongó a más de dos horas. Cuando los trabajos se reanudaron, hubo la necesidad de decretar un nuevo receso porque la Secretaría de Asuntos Parlamentarios todavía no tenía listo el dictamen de la comisión de Asuntos Políticos.

Cuando el documento se presentó, se estableció que los cinco integrantes: Bernardo Ortega Jiménez como presidente, Moisés Reyes Sandoval como secretario, Celeste Mora Eguiluz, Jorge Salgado Parra y Jesús Villanueva Vega como secretario, decidieron que había razones para considerar que la Reforma recién aprobada ya no tiene un carácter punitivo, garantiza la permanencia de los trabajadores de la educación en sus plazas y entre otros aspectos, cuida el carácter laico y gratuito de la educación.

Llegado el momento, la Mesa Directiva estableció que la votación sería nominal, de tal suerte que cada diputado tendría que mencionar su nombre y dar a conocer el sentido de su voto.

No hubo debate, votaron en contra Guadalupe González Suástegui del PAN, el presidente de la Comisión de Educación, Ricardo Castillo Peña y Aristóteles Tito Arroyo, Los dos últimos son integrantes de la bancada de Morena, por lo que la bancada mayoritaria no llegó unificada a la sesión de este martes.

Con la mayoría de Morena votaron las bancadas del PRI y del PRD, además de las representaciones del PVEM, PT y MC.

No hubo debate, tampoco abstenciones.

Aunque se tenía considerado que el Congreso sesionaría para el jueves 16 de mayo, la Mesa Directiva citó para el martes 21.

A partir del 15 de mayo, la disidencia magisterial iniciará una jornada de movilizaciones que se desarrollarán los días 15, 16 y 17 de mayo

Deja tu opinión