Dejan sin clases a niños desplazados de Chichihualco

0
158

Desde hace una semana, los profesores que los atendían dejaron de impartirles clase, se ignora la causa

Desde el jueves 16 de mayo, los profesores que atendían a 83 niños desplazados en la cabecera municipal de Leonardo Bravo dejaron de impartirles clase, los padres temen que pierdan el año escolar.

Manuel Olivares Hernández, director del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, comentó que hasta la semana pasada, un grupo de profesores se encargaba de atender a 83 niños que cursan diferentes grados de nivel preescolar, primaria y secundaria en la cabecera municipal de Chichihualco.

Los niños forman parte de las familias que llegaron a dicha localidad tras la incursión de civiles armados en comunidades como Filo de Caballos, Corralitos, Camotla, Puentecillas, Campo de Aviación, Los Morros y Tres Cruces.

Olivares Hernández sostiene que no es la primera ocasión en que la instrucción escolar de los menores se interrumpe, desde 2017 la suspensión de clases ha sido recurrente, debido a los enfrentamientos armados que se registraban en las inmediaciones de sus pueblos.

Sin embargo, cuando se generó el desplazamiento masivo, en noviembre de 2018 buscaron refugio en un solo punto, la cabecera municipal de Leonardo Bravo, lo que permitió que las autoridades diseñaran un esquema de atención para los diferentes niveles educativos en que se encontraban.

Aunque entre los desplazados hay jóvenes de nivel bachillerato, estos son los que menos problemas tienen porque siguen su curso escolar en línea, de tal suerte que no están del todo descuidados.

El problema se presenta para quienes están en prescolar, primaria y secundaria, los que diariamente recibían clases por espacio de dos horas al día, pero a partir del jueves de la semana pasada los profesores ya no se presentaron.

“Desde la semana pasada ya no los mandan y no nos han dicho si los compañeros vendrán, debemos decir que no les dan las clases como debieran, en realidad solo los atienden por espacio de dos horas, tiempo en que los ponen a pintar y escribir”, anotó Crescencio Pacheco, vocero de las familias desplazadas.

El dirigente hizo un llamado a la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) para que garantice el arribo de los profesores, pues sostiene que los niños que desde noviembre del año pasad están fuera de sus pueblos, inevitablemente se encuentran en un gran rezago escolar.

Deja tu opinión