Desplazados de Chichihualco intensificarán boteo en casetas de la Autopista del Sol

0
168

Ante incumplimiento de acuerdos con la Segob

Ante el incumplimiento de acuerdos por parte de la Secretaría de Gobernación federal, las 84 familias refugiadas en Leonardo Bravo anunciaron que intensificarán el boteo en las casetas de peaje de la Autopista del Sol, para obtener los recursos necesarios para sufragar el costo de sus rentas y de alimentación.

En el centro de Chichihualco, cabecera municipal de Leonardo Bravo, Manuel Olivares Hernández, director del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón encabezó una rueda de prensa convocada por las familias desplazadas de seis comunidades de la Sierra.

Explicó que este 28 de mayo se cumplieron dos meses de que decidieron abandonar el auditorio municipal, luego de que afianzaran tres compromisos fundamentales con el subsecretario de Derechos Humanos de la SEGOB, Alejandro Encinas Rodríguez.

Entres dichos acuerdos se encuentran tres puntos que consideran elementales: La instalación de puestos de vigilancia en las entradas de la cabecera municipal, para evitar la incursión de los civiles armados que los desplazaron de sus pueblos; la entrega de un recurso suficiente para pagar la renta de viviendas, para liberar el auditorio municipal y que en un periodo de tres meses se generarían las condiciones para regresar a sus comunidades de origen.

A dos meses de que entregaron el auditorio, señalaron que los puestos de vigilancia no se han instalado, de tal suerte que existe el riesgo de que en cualquier momento los civiles armados de Tlacotepec irrumpan en Chichihualco, tampoco se les ha depositado el recurso para la alimentación y pago de rentas, menos se tiene la certeza de que podrán regresar a sus lugares de origen.

Por esa razón dieron a conocer que a partir de este fin de semana será más constante su presencia en las casetas de peaje de la Autopista del Sol, principalmente en la de Tlalpan, pues es la más concurrida y donde tienen la confianza de que no serán desalojados por la policía.

Crescencio González Pacheco, vocero de los desplazados, señaló que si las autoridades cumplieran con los compromisos pactados, ellos no tendrían ninguna necesidad de moverse hacia las casetas de la Autopista del Sol.

Como solo falta un mes para que se venza el plazo de tres, anticipó que mantendrán firme el reclamo de que se les deje volver, aunque para ello tengan que movilizarse junto con los niños que permanecen refugiados con sus padres.

Manifestó que será inevitable retomar el camino de la movilización, pues también piensan exigir una audiencia con el gobernador Héctor Astudillo Flores, para solicitarle que no los abandone.

Deja tu opinión