PRI, PRD, PVEM, PAN, PT y una independiente, advierten que ya no sesionarán en sedes alternas

Exigen al presidente de la Jucopo que resuelva el movimiento parista de los trabajadores

En solidaridad con los trabajadores sindicalizados que sostienen un paro laboral desde hace más de un mes, el bloque integrado por el PRI, PRD, PAN, PT, PVEM, MC y la diputada independiente, Samanta Arroyo Salgado reventaron la sesión que el Pleno del Congreso desarrollaba este jueves 6 de junio.

Desde el inicio de la sesión, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Antonio Helguera Jiménez hizo un llamado para que la Orden del Día aprobada para este jueves se desahogara completamente, pues “había la posición de un grupo parlamentario…o el bloque, de nada más votar la minuta sobre la paridad de género y luego se retirarían”.

Dicha denuncia fue replicada por los diputados locales del PRI, Héctor Apreza Patrón y Alicia Zamora Villalba, quienes defendieron la posibilidad de que la minuta emitida por el Congreso de la Unión, en materia de paridad de género se desahogara desde el inicio de la sesión.

También fueron respaldados por el coordinador del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán y después de un pequeño jaloneo, en el que incluso hubo un llamado a no faltar a la verdad, los trabajos se retomaron.

En solidaridad con los trabajadores

Cuando la minuta sobre la paridad entre los géneros se aprobó, el presidente de la Comisión de Justicia, Omar Jalil Flores Majúl se encargo de dar a conocer un posicionamiento a nombre de la bancada del PRI.

Dijo que los diputados del PRI no estaban de acuerdo en seguir sesionando en instalaciones alternas, que además representan un gasto sumamente fuerte para el Congreso local, lo que implica un acto de incongruencia cuando se tiene un paro laboral que reivindica demandas de carácter gremial.

“En solidaridad con los trabajadores del Congreso nos retiramos, para que quien lleva los trabajos de negociación tengan el tiempo suficiente para resolver este problema”, anotó.
Desde la silla habilitada como curul, el ex perredista y ahora diputado por Morena, Zeferino Gómez Valdovinos reclamaba que se descontara el día de salario a quienes abandonaran la sesión.

-¡Están muy bien pagados como para que no cumplan con su responsabilidad, compañeros!
Insistió Gómez Valdovinos mientras formaba un alto parlante con la oquedad de sus manos, tratado de hacerse escuchar con fuerza.

El también morenista, Moisés Reyes Sandoval echó mano de un micrófono para señalar que “el bloque opositor” se retiraba “comandado” por el PRI, con el argumento de solidarizarse con los trabajadores sindicalizados.

Reprochó que hasta el momento, los diputados ajenos a Morena no han fijado postura en torno al incremento del 1 porciento, reclamado por los integrantes de la sección 55 del Sindicato Unico de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG).

Sugirió que si había en la sesión algún priísta que tuviera prudencia, se le hiciera la invitación para quedarse, habida cuenta de que el rezago legislativo es importante.

Le exigen respeto a Moisés

La única representante del PAN, Guadalupe González Suastegui se dijo sorprendida por la forma en que se expresaba el morenista Reyes Sandoval, cuando se acababa de votar una minuta relacionada con la paridad entre los géneros.

“Yo te pido diputado mucho respeto para una servidora, dices que vamos comandados por un compañero y hasta el día de hoy, con mi trabajo he demostrado que soy una mujer que sabe tomar decisiones y que esas decisiones no son con base a lo que un hombre me diga”, reprochó al secretario de la Comisión de Asuntos Jurídicos.

También se solidarizó con los trabajadores en paro, recordó que ya son cinco las sesiones que se realizan fuera de las instalaciones oficiales, lo que ha representado gastos que bien podrían utilizarse para negociar con los empleados.

“Hemos enfrentado situaciones más complicadas para trabajar, pues hemos enfrentado agresiones de parte de algunos manifestantes y no nos hemos salido, pero ahora estamos fuera de casa por no atender a nuestros propios trabajadores”, dijo antes de abandonar la sala de sesiones.

Leticia Moso Hernández, representante del PT también reprochó la actitud discriminatoria en que suelen incurrir algunos diputados de Morena.

“Yo no comparto que estemos sesionando en este lugar, la ley es muy clara; tenemos una sede propia y ahí debemos realizar nuestro trabajo”, enfatizó.

También fue directa al plantear un reproche: “De verdad diputado Moisés, yo te conmino a que midas tus palabras, porque esta representación (del PT) tiene voz y voto”.

Agregó que en varias ocasiones, el presidente de la Jucopo, Antonio Helguera ha sido despectivo hacia ella: “El diputado ha dicho que nosotros no representamos absolutamente nada por indicaciones de ustedes (los demás diputados de Morena), ha dicho que ustedes le han dado la indicación a él de que no considere nuestro voto y se los digo de frente: han dicho para empezar que somos mujeres y que nuestra opinión no cuenta, pero además que solo somos un diputado”.

Aseveró a su favor que el PT es la cuarta fuera política en la entidad, razón por la que no está de acuerdo en permitir que se le trate de manera despectiva.

La legisladora solicitó dejar de lado los pleitos internos, a conducirse con respeto entre representantes populares sobre todo, a no ocultar información respecto a los gastos que se realizan para sesionar en sedes alternas.

La priista Araceli Alhely Alvarado, integrante de la fracción parlamentaria del PRI, se sumó al respaldo hacia los trabajadores para justificar la decisión de retirarse del Congreso, para propiciar que se aceleren las negociaciones.

El factor Sugía

Aunque la mayoría de integrantes del bloque opositor se retiraron, en la sala de sesiones permanecía la presidenta de la Mesa Directiva, Verónica Muñoz Parra y el diputado del MC, Arturo López Sugía, lo que representaba 24 representantes populares que garantizaban el quorum legal para validar los trabajos.

Eso permitió que la sesión continuara por unos minutos, hasta que finalmente la presidenta de la Mesa, Verónica Muñoz decidió abandonar la sesión y se quedaron solo 23 representantes populares, apenas la mitad y sun el quorum necesario para continuar.

Fue el representante del MC, Arturo López el que solicitó el recuento.

Sabedora de que no se tendrían los 24 diputados que se necesitaban para avanzar, la diputada Mariana García Guillén solicitó primero un receso, después la vicepresidenta de la Mesa, Norma Otilia Hernández decidió suspender la sesión y reprogramarla para el próximo martes.

Nuevamente, los trabajos del Poder Legislativo de Guerrero quedaron inconclusos.

Deja tu opinión