Los comités municipales jugarán un papel importante

El dirigente municipal del PRI, Joel Eugenio Flores consideró necesario que dicho instituto político logre un reposicionamiento importante a nivel federal y local, para generar un verdadero contrapeso en las cámaras y con ello evitar que se tomen decisiones equivocadas en el Gobierno de la República.

A pocas horas de haberse instalado en el Comité Ejecutivo Municipal (CEM) del PRI, Eugenio Flores sostuvo que de manera autocritica, los militantes del tricolor deben reconocer que se encuentran en una situación sin precedente, pues son oposición a nivel federal y en el municipio, además de que sus diputados locales también son minoría en el Congreso local.

Agregó que el tricolor también está en una fase muy crítica en el Senado y la Cámara de diputados federales, lo que deja en claro que los priístas se encuentran en el mayor reto de su existencia en la vida política del país.

Por esa razón, sostiene que en la ruta de reactivar a la militancia, es un trabajo que recae de manera directa en los comités municipales, como el que el ahora condice.

“Mi trabajo estará centrado en la capital del estado, hay que reactivar el activismo político, impulsar la capacitación, acelerar la gestión social y profundizar en la reorganización interna, debemos dar respuesta en la medida de nuestras posibilidades a través de políticas publicas que reclama la población, para fortalecer las estructuras con las que el PRI participará en las próximas elecciones”.

Para remontar el escenario adverso, indicó que se necesita de un trabajo conjunto, desde dirigentes de base, cuadros dirigentes y representantes de sector.

Los objetivos que se tienen para 2021 no son sencillos, pues estableció que se encuentra el conservar la gubernatura, recuperar los distritos que se perdieron en el ámbito local, los municipios que ahora son gobernados por partidos diferentes y también incidir en la integración de las cámaras federales.

La intención, destacó que es generar un verdadero contrapeso hacia el gobierno federal, para esta en condiciones de frenar decisiones que en realidad le causan daño a la población.

Como ejemplo, puso el caso de los momentos de crisis generado por la suspensión de recursos al programa de estancias infantiles, los errores que generaron el retraso en la distribución de fertilizante y la complicación que se vivió en la adquisición de medicamentos para el sector Salud, por mencionar algunas situaciones que han generado malestar social.

Todo ello, sin dejar de reconocer que el PRI ha cometido errores y reclamar que los responsables de dicho errores deben ser sancionados.

Deja tu opinión