Desplazados del Naranjo no quieren que se les localice

0

Temen agresiones, según el Centro Morelos

El director del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, Manuel Olivares Hernández sostuvo que los desplazados de El Naranjo no quieren que se les ubique, pues tienen miedo de sufrir alguna agresión aún fuera de su lugar de origen.
El domingo 30 de junio, un grupo de hombres armados se posicionó en el cerro del “Cantón”, ubicado frente a la comunidad de referencia y disparó a discreción por espacio de dos horas, lo que generó temor entre los habitantes.
La misma operación se generó la mañana del lunes 1 de julio, en esa ocasión el ataque duró alrededor de 50 minutos y posteriormente los agresores se retiraron.
El martes 2, el comisario, que solicitó no se manejara su nombre públicamente viajó a la cabecera municipal de Leonardo Bravo, donde declaró a diferentes medios de comunicación, que varias familias se habían desplazado del lugar por temor a que se generara una incursión armada en el Naranjo, como ha sucedido en localidades ubicadas en la parte alta del municipio.
Ese día el comisario dialogó con los representantes de Centro Morelos, les solicitó que intercedieran para solicitar el envío de personal de la Guardia Nacional (GN) hacia su comunidad, les insistió en que sí hay familias que huyeron del lugar pero no les proporcionó mayores datos.
El miércoles 3 de julio, el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame manifestó su preocupación por la versión, pero también aclaró que hasta ese momento, ninguna familia de supuestos desplazados había recurrido al gobierno estatal para solicitar el apoyo correspondiente.
Salazar Adame reconoció que hablar de desplazamientos forzosos es muy delicado y que cuando se presenta un supuesto de esa naturaleza es necesario proporcionar todo el respaldo necesario, sin embargo insistió en que no se tenía ningún tipo de contacto con los afectados.
La mañana del viernes 5 de julio, el director del Centro Morelos confirmó que efectivamente, las familias que se salieron del Naranjo cuando se presentaron los civiles armados no han mostrado el interés de recurrir ante las autoridades, porque seguramente encontraron el cobijo de amigos o familiares en Chichihualco y otros puntos de la entidad.
Principalmente, prefieren permanecer en el anonimato por temor a que se les ubique y se les agrega.
Ese tipo de situaciones dijo que se han presentado en otros puntos de la entidad, entre ellos Ahuihuiyuco, en el municipio de Chilapa, donde las familias abandonaron el pueblo y se negaron a que las autoridades las apoyaran por temor a que sus agresores, supuestos integrantes del crimen organizado los ubicaran y atacaran.
Con ese tipo de antecedentes, dijo que la actitud de los desplazados del Naranjo es comprensible, aunque consideró necesario que las autoridades hagan lo necesario para restablecer la tranquilidad en la zona, lo que pasa por replegar a los civiles armados que se mantienen en el control del corredor que inicia en Filo de Caballos y termina en Casa Verde.
De hecho, indicó que ese es un compromiso que se tiene con el Gobierno de la República, por lo que hizo un exhorto para que se cumpla a la brevedad posible.

Deja tu opinión