Durante su comparecencia ante los integrantes de las comisiones de Justicia, Seguridad y Asuntos Indígenas del Congreso Local, en seguimiento a una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el alcalde de Taxco, Marcos Efrén Parra Gómez, pidió se incremente el número de policías municipales y presupuesto para el rubro de seguridad, y justificó que ante el alto índice de impunidad se elevan los indicadores de hechos delictivos.

El alcalde taxqueño, fue parte de los primeros 4 (de 8) presidentes municipales que comparecieron ante las comisiones unidas para conocer el estado que guardan sus fuerzas de seguridad pública con base a la recomendación número 15V/2018 que envió la Comisión Nacional de Derechos Humanos por el denominado caso Iguala.

En su exposición, Marcos Parra hizo referencia a las condiciones de seguridad del colonial municipio, y mencionó que sólo se cuenta con 39 policías municipales para brindar seguridad a por lo menos 104 mil 800 habitantes, cuando debería contar con 207 policías por lo menos.

También mencionó que están en proceso de certificación los elementos municipales de seguridad y que es posible que en un mes más puedan contar de nueva cuenta con sus armas los elementos policiacos de Taxco, quienes fueron desarmados desde los hechos violentos de Iguala en 201.

Consideró que el incremento en los índices delincuenciales no solo en su municipio sino en todo el estado y el país, se debe en parte el alto nivel de impunidad que se registra, cercano al 96 por ciento, “porque la gente no tiene miedo de ser detenida. Cuando saben que los van a agarrar y que los van a sancionar, la delincuencia disminuye”.

Los legisladores Guadalupe González, Heriberto Huicochea, Verónica Muñoz, Omar Jalil Flores Majul y Arturo Núñez coincidieron en la necesidad de que se cuente con mayor cantidad de policías municipales en Taxco.

Del mismo modo Marcos Parra comentó que se realizan en ese municipio acciones de prevención involucrando a la sociedad y en coordinación con distintas instancias de gobierno para la reconstrucción del tejido social desde la base: desde la educación, la familia, las escuelas y las colonias, con lo que se evita la proliferación de grupos o bandas, que sin valores son presa fácil de la llamada delincuencia organizada.

Sobre el particular, el Secretario de Seguridad, David Portillo Menchaca -quien acudió a la comparecencia también- dijo que por lo menos 70 policías estatales brindan seguridad a los habitantes de esa municipalidad; además de los elementos de la Guardia Nacional que también realizan acciones de seguridad.

Deja tu opinión