Para eficientar los mecanismos de seguridad

El municipio de Chilpancingo invertirá 10 millones de pesos en la rehabilitación del Centro de Control y Mando (C3), informó el alcalde capitalino, Antonio Gaspar Beltrán, quien agregó que ese sistema reforzará la estrategia del C4 del gobierno estatal para mayor efectividad en la vigilancia de la ciudad.

Explicó que también espera que al término de su administración se hayan conformado unos 300 comités de vigilancia vecinal y se instalen por lo menos unas 200 alarmas vecinales, que ahora son apenas 70, con lo que se involucra a la sociedad en esas tareas, con el objetivo de disminuir la violencia.

Reconoció que el problema de la inseguridad sigue siendo uno de los más complicados de resolver por la falta de elementos con que cuenta el municipio y porque los recursos que llegan para seguridad, en una buena parte se destinan a los salarios y prestaciones de los elementos policiacos.

Pidió a la federación que los periodos de evaluación y certificación de los policías no sean cada tres años, sino más continuos con la finalidad de que más elementos tengan la oportunidad de presentarlos y haya más policías certificados en la corporación.

Respecto a la insistencia de los trabajadores de la sección 14 del Sindicato Independiente del ayuntamiento de Chilpancingo en bloquear calles y avenidas si no les depositan sus salarios éste viernes, el alcalde Antonio Gaspar Beltrán, explicó que ya hizo la compromiso con los trabajadores para un les sea depositado su salario antes de las 3 de la tarde de éste viernes.

Y pidió que comprendan “que la crisis del ayuntamientos es real, el déficit de los 240 millones de pesos del ayuntamiento nos han llevado a no tener la capacidad económica para pagarle al Issspeg las cuotas sindicales, y nos han detenido los recursos para pagar las cuotas al Issste, y tenemos compromisos con el SAT”.

Y recordó a los trabajadores sindicalizados que “cerrando calles y tomando edificios no se llega a nada, por el contrario, se genera más caos y se cierran las oportunidades de obtener recursos extraordinarios”.

Agregó que la presente administración ha dejado de recibir casi 20 millones de pesos por la toma de edificios y cierre de oficinas, por lo que llamó a quienes se movilizan a hacer conciencia para permitir que se continúe con la recepción de recursos por concepto de pago de servicios y demás vías de captación.

Y recordó que el gobierno del estado ya no va a poder apoyar económicamente a los municipios, “por lo que insistió en su llamado a la base trabajadora a tomar conciencia, para que entendamos que generando caos, no se generan soluciones”.

Las declaraciones del alcalde de Chilpancingo se dan luego de que el gobernador Héctor Astudillo Flore, pidió a los alcaldes hacerse cargo de sus adeudos con el Instituto de Seguridad Social para los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Issspeg), y que ya no aportaría recursos a esa instancia, salvo lo que le corresponde a la administración central, porque se trata de dinero que es descontado a los trabajadores y debe ser trasladados de manera íntegra al fideicomiso de esa instancia en bien de los jubilados y pensionados.

Deja tu opinión