Comparecen tres de los cuatro alcaldes convocados por el Congreso local

0
3

 En atención a la recomendación de la CNDH sobre el caso Iguala

Este viernes, los alcaldes de Taxco, Iguala y Chilapa comparecieron ante comisiones unidas del Congreso local, a partir de una recomendación emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en torno al caso Iguala, no acudió el primer edil de Cocula y sus colaboradores.
La ronda de comparecencias se desarrolló en la Sala José Francisco Ruiz Massieu, participaron diputados de las comisiones de Justicia, Derechos Humanos y Seguridad Pública, aunque también acudió la presidenta de la Mesa Directiva, Verónica Muñoz Parra.
Puntual llegó el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) David Portillo Menchaca, en tanto que por la Fiscalía General del Estado (FGE) acudió el director de la Policía Investigadora Ministerial (PIM).

Taxco, con 300 por ciento menos de policías

El primer turno correspondió al presidente municipal de Taxco, Marcos Efrén Parra Gómez, quien de inicio expuso una cantidad importante de limitaciones en su policía preventiva municipal, principalmente porque sus 39 elementos se encuentran desarmados, luego de que el gobierno federal anterior iniciara una investigación por la probable vinculación con la delincuencia organizada.
Parra Gómez indicó que 33 de sus 39 policías están certificados, el municipio a su cargo tiene 104 mil 800 habitantes y por lo tanto, requieren 207 elementos, lo que implica un déficit del 300 por ciento.
Explicó que de 65 aspirantes a la policía, solo cuatro pasaron todas las evaluaciones que implican los exámenes de control y conciencia, pese a que había personal muy capacitado.
La comparecencia formó parte de la contestación que el Congreso local dio a la recomendación 15V/2018, derivada de los acontecimientos ocurridos la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala de la Independencia, cuando fueron asesinadas seis personas, entre estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa y jugadores del equipo de tercera división profesional, Avispones de Chilpancingo.
Parra Gómez dijo a los diputados locales, que tiene el sueño de recuperar los índices de seguridad y tranquilidad para la población.
Saludó el hecho de que los diputados se interesen por conocer las limitaciones que enfrentan los municipios, para que una vez realizados los diagnósticos correspondientes se puedan canalizar más apoyos, tanto económicos como de infraestructura.
Indicó que el recrudecimiento de la violencia registrado en junio ya bajó, a partir de que se anunció la llegada a la zona de personal de la Guardia Nacional (GN).

Iguala, sin capacidad de autoprotegerse

El segundo torno correspondió al presidente municipal de Iguala, Antonio Jaimes Herrera, quien señaló que el municipio a su cargo cuenta solo con 64 personas certificadas, recientemente se mandaron evaluar 20 personas y solamente 2 lograron acreditarse.
“Si de 20 solamente dos son susceptibles de pasar, pero aún se tiene el riesgo de que no pasen, entonces Iguala va a tener policías hasta dentro de 20 o 30 años”, reprochó.
A casi cinco años de distancia, hay 47 armas largas y 187 cortas bajo resguardo de la Fiscalía General de la República (FGR), además de que 19 patruyas siguen retenidos desde septiembre de 2014.
Más aún, las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) sigue bajo el resguardo de la FGR porque se encuentran sujetas a investigación por la desaparición de los 43 estudiantes.

Con veto en el C-4

El alcalde de filiación morenista, indicó que la policía municipal de Iguala no tiene acceso al Centro de Control y Comando, lo que impide que se cumpla cabalmente con su trabajo en materia de prevención del delito.
Con esas condiciones, refirió que el C-4 de Iguala es completamente inoperante, lo que impide que la corporación municipal en su momento pueda actuar como primer respondiente.
Reconoció que el municipio recibe el respaldo permanente de la Policía del Estado, lo que ayuda en mucho a mantener los trabajos de seguridad inmediatos, puesto que la Policía Federal (PF) pasa más tiempo en asistencia al colectivo “Los otros desaparecidos”.
“Si no fuera por la los elementos del gobierno estatal, en Iguala no tendríamos policía”, reconoció el alcalde electo por Morena.
Aunque recientemente llegaron a Iguala 120 elementos de la GN, indicó que estos pero solo ocupan Iguala como base.

Chilapa y el problema de sus comunitarias

En el caso de Chilapa la situación no es mejor, el alcalde Jesús Parra García recordó que son menos de 100 policías los que resguardan a 140 comunidades y la cabecera municipal.
Reconoció que hace varios años la tranquilidad se perdió en el municipio, pero todavía la sociedad recuerda cuando muchos podían acudir al tianguis milenario, cuya actividad ya no es la misma desde que se recrudeció el problema de la violencia.
“Por las situaciones que han prevalecido en la inseguridad, mucha tente dejó de ir a la Atenas del Sur, casi se ha olvidado que Chilapa es el Pueblo donde surgió la primera Secundaria General; esa donde tuvimos el obispado que ahora está en Chilpancingo, donde tuvimos el primer Seminario, lo que nos convirtió en la Atenas del sur”.
Parra García refirió que el anhelo de los pobladores es volver a ser una ciudad tranquila.
En la parte de las comparaciones, recordó que recientemente su administración mandó evaluar a 70 aspirantes a la policía preventiva, de ellos solo uno logró la acreditación.
“Estamos viviendo situaciones muy tristes, sumamente lamentables en la comunidades con el tema de las comunitarias, el ambiente es muy difícil donde las poblaciones quieren pertenecer a una comunitaria y otras a organizaciones diferentes, el tema de los territorios ha llevado a esta crisis que se vive en los pueblos”.
Recordó que en 2017, en pueblos como Ahuihuiyuco y Tetitlán de la Lima, los habitantes decidieron salirse por supuestas amenazas de grupos delictivos, aunque para estos tiempos, muchos de los desplazados ya regresaron a sus lugares de origen.

Cocula, el gran ausente

El que no llegó a la comparecencia fue Carlos Alberto Duarte Bahena, presidente municipal de Cocula, razón por la que se hizo la notificación a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para que esta reprograme el encuentro.
En Cocula se encuentra el basurero en donde inicialmente la Procuraduría General de la República (PGR) aseguró que los 43 estudiantes normalistas, desaparecidos la noche de Iguala habían sido incinerados.
El primer edil no justificó su inasistencia ante las comisiones unidas de Justicia, Derechos Humanos y Seguridad Pública.

Deja tu opinión