El gobierno del estado ya no aportará recursos que no le corresponde pagar al Instituto de Seguridad Social para los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Issspeg), anunció el gobernador Héctor Astudillo Flores, quien pidió a los ayuntamientos que cumplan con esa responsabilidad, y explicó que la administración central en cuatro años ya ha aportado mil 500 millones de recursos extraordinarios para esa institución.

El mandatario estatal mencionó que su administración ha colaborado con mil 500 millones de pesos, para rescatar al Issspeg, responsabilidad que deben cumplir los ayuntamientos y algunas otras dependencias.

“Hemos ido aportando dinero que no nos corresponde aportar de ayuntamientos que no pagan y de otros organismos”, dijo el mandatario estatal y giró instrucciones al secretario de Finanzas, Tulio Pérez Calvo, para que ya no se entreguen recursos para ese fin, “Los ayuntamientos que deben que paguen”.

E insistió que no es justo que el gobierno del estado tenga que cargar con la mayor parte del peso que representa ese adeudo para apoyar a esa instancia de beneficio a los jubilados y pensionados.

Y es que aclaró que los recursos del Issspeg, es un dinero que se cobra, se descuenta a los trabajadores y debe pasar íntegro al fideicomiso de esa institución.

Así se expresó el gobernador Astudillo Flores durante el evento de entrega de mobiliario para 30 secciones de las 74 que tiene el Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero, con una inversión de casi millón y medio de pesos.

En su oportunidad el secretario general del Suspeg, David Martínez Mastache reconoció el apoyo que ese sindicato por parte de la actual administración estatal.

Más tarde, en entrevista, Martínez Mastache pidió “disciplina financiera” a los 22 alcaldes que cotizan ante el Issspeg y que asuman el pago de sus aportaciones obrero-patronales.

También llamó a Jesús Manuel Urióstegui Alarcón, director de ese organismo, para que asuma su responsabilidad de cobrar a los alcaldes, y proceder legalmente contra los ediles, cuyas administraciones acumulan adeudos millonarios.

Finalmente ejemplificó que el ayuntamiento de Acapulco durante la administración de Adela Román Ocampo ya acumuló un adeudo de 50 millones de pesos ante el organismo.

Deja tu opinión