Desde hace tres meses, sicarios del GU revelaron la ubicación de los 43 normalistas

0

De acuerdo con Eliseo Villar Castillo, ex coordinador de la CRAC que los conoció en el cereso de Chilpacingo

De acuerdo con Eliseo Villar Castillo, ex coordinador de la Policía Comunitaria en San Luis Acatlán, preso en el penal de Chilpancingo, tres supuestos sicarios de Guerreros Unidos (GU), que participaron en los hechos del 26 de septiembre de 2014, revelaron desde hace tres meses el punto al que fueron llevados los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, por lo que reprochó que hasta el momento no se haya hecho nada por encontrarlos.

Villar Castillo fue coordinador de la Casa de Justicia de San Luis Acatlán en la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) de 2012 a 2015, actualmente se encuentra preso en el penal de Chilpancingo, donde dijo que conoció a tres supuestos integrantes del GU, los cuales lo reconocieron porque un mes antes de los hechos del 26 de septiembre de 2014, lo detuvieron y golpearon en la cabecera municipal de Iguala.

Villar se asume como preso político y sostiene que no tiene dudas respecto al testimonio que le fue proporcionado, pues indica: “Son tres ciudadanos que participaron directamente en el caso, entonces no puede haber duda, ahora sí de que estén inventando, porque son hombres conscientes de lo que hicieron y están inconformes de que ya les asesinaron a muchos integrantes de sus familias, sus compañeros que participaron también la mayoría que no pudieron huir, ahora sí como se dice acá en la delincuencia; ya le dieron piso”.

Por eso sostiene: “Esto es algo verídico, no estamos mintiendo”.

Eliseo Villar realizó una llamada telefónica a la cabina de transmisiones de XEUAGro, fue atendido por el periodista Sergio Ocampo Arista, a quien le señaló que él y sus tres informantes se encuentran indefensos.

“Aquí adentro es un ambiente muy canijo que se vive, habemos de todo tipo de personas y los que están atrás de ese gran multihomicidio pues son gente de mucho recurso, muy peligrosas y son capaces de mandar acabar con nosotros, así como lo han hecho con otras familias”.

Por esa razón requirió la intervención de las autoridades, para garantizar su integridad personal.

Se negó a proporcionar la supuesta ubicación de los 43 normalistas, pero sostuvo que dicha información ya la tiene el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, al director del Centro de Derechos Humanos (CDHM), Abel Barrera Hernández y al abogado Vidulfo Rosales Sierra.

“Abel (Barrera) representa a Tlachinollan y está defendiendo a los jóvenes, (Aejandro) Encinas pues es el indicado, el responsable del caso y pondría yo en riesgo la zona porque todo es posible, es posible que le mañaneen al lugar y se roben los cuerpos”.

A pregunta expresa, refirió que no se tiene información respecto al basurero municipal de Tepecoacuilco, donde la jornada del martes se confirmó que la Fiscalía General de a República (FGR) realiza trabajos de búsqueda, en el contexto de las investigaciones del caso Iguala.

“La verdad es un punto muy diferente, lejano ya de Iguala”, anotó.

El pleito con Vidulfo

Comentó que la tarde del martes 24 de septiembre, alrededor de las 16:00 horas fue visitado por el abogado Vidulfo Rosales Sierra, quien llegó supuestamente comisionado por Alejandro Encinas Rodríguez y Abel Barrera.

“Vino en un plan muy enojado el amigo, con él nos conocemos de mucho tiempo antes y pues ayer nos dijimos las cosas, ahora sí hasta de que pudiéramos morir, tuvimos quince minutos de dialogo, de discusión y repruebo las actitudes de la organización que él representa, porque lejos de que defienda el caso de los muchachos, de que esté interesado en que se esclarezca y se aplique la justicia, está queriendo empañar todo el proceso”.

De acuerdo con el ex coordinador de la CRAC, Rosales Sierra le reclamó el que haya sacado a la luz pública la versión de que conocía el paradero de los 43 estudiantes.

“Yo le comenté que tres meses tuvieron la información en sus manos y no pueden hacer nada, cuando ya teniendo esa información, el día 24 de agosto trazan 43 días de búsqueda y no toman en cuenta esa información, lo que me dijo es que ya tenían agendada las actividades para 43 días y que no podían parar nada más por mi capricho”.

En la charla, el abogado Rosales habría ofrecido a Villar Castillo gestionar el traslado de él y los tres supuestos integrantes del GU hacia otro penal, siempre y cuando reciban la asesoría correspondiente para evitar “que se pudran en la cárcel”.

El abogado del CDM, sugirió a Villar Castillo “acomodar” las declaraciones de él y de sus compañeros de prisión.

“Nos dijo que ellos tenían que declarar que unos amigos les platicaron, que a esos amigos les platicaron otros y que pues a ellos les dijeron donde están los muchachos, pero que a esos amigos ya los mataron, de tal manera que ya no se encuentren culpables”.

Complementó con un llamado a no difundir la información real, en el entendido de que se corre un riesgo muy grande, tanto para los abogados como los presos.

“Yo le dije: no manches ¿cómo piensas hacer eso? De eso estoy cansado, del sistema que tenemos, porque puro sembrando falso, defendiendo a los delincuentes causantes del delito, que ahí andan tranquilos y por eso sigue la matanza de nuestra gente. Mientras que a los inocentes nos culpan de los delitos de otros”.

Insistió en que los abogados de Tlachinollan y el subsecretario de Derechos Humanos de la SEGOB desde hace tres meses ya saben el paradero de los jóvenes normalistas, pero resulta inexplicable que no se den el tiempo para ir a dicho lugar.

Entre los argumentos para no ir, de acuerdo con la versión del ex policía comunitario, es que se trata de una zona que se encuentra controlada por la delincuencia organizada, de tal suerte que resulta muy complicado entrar.

En consecuencia, ante la falta de determinación, Eliseo Villar presume: “me parece que tienen gatos encerrados”.

Sin dar una señal del lugar al que se refiere, el ex coordinador de la CRAC sostiene: “Los muchachos fueron trasladado a un lugar donde los enterraron. De Iguala se los llevaron en el autobús ya asesinados a los muchachos, desde el momento en que se los llevaron”.

Deja tu opinión