“Están en la Sierra”, dice ex-líder de la CRAC respecto a paradero de los 43

0

Eliseo Villar asegura también que sabe quien es “El Patrón”, pero se reserva la información

El ex coordinador de la Policía Comunitaria de San Luis Acatlán, Eliseo Villar Castillo reveló que tras los ataques en Iguala, sicarios de Guerreros Unidos (GU) llevaron a los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa hacia un lugar de la Sierra, donde sostiene que fueron sepultados.
En una llamada realizada desde el penal de Chilpancingo, Villar Castillo ratificó su confianza en la versión proporcionada por tres “muchachos” que en su momento formaron parte del GU, de los que dos participaron en los ataques del 26 de septiembre y del traslado de los 43 normalistas rurales.
“Ante la insistencia que tienen (los medios de comunicación) les diré solamente que se trata de la Sierra, a un punto de dicha zona fueron llevados los muchachos junto con un autobús que ahí permanece oculto, lamentablemente ninguno fue llevado con vida”, dijo el ex líder de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC).
Aclaró que no proporcionaría más datos, pero indicó que quien ya tiene toda la información necesaria para montar un operativo es el subsecretario de Derechos Humanos y Migración de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), Alejandro Encinas Rodríguez, junto con el director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña (CDHM) Abel Barrera Hernández y el abogado Vidulfo Rosales Sierra.
Villar manifestó que tanto el como sus compañeros de prisión, los ex integrantes del GU tienem la disposición de acudir al punto que refieren como destino final de los normalistas, pero reprochó que hasta el momento las autoridades no hayan realizado ninguna acción al respecto.
En la tercera comunicación telefónica que sostiene desde el interior del Cereso de Chilpancingo, el ex policía comunitario refiere que sabe quien es el personaje que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en su recomendación sobre el caso Iguala refiere como “El Patrón”, mismo que ese 26 de septiembre de 2014 estaría escondido en el municipio de Huitzuco de los Figueroa.
También rechazó que lo sucedido en 2014 haya sido una situación circunstancial, pues los ex integrantes del GU le han señalado que los ataques contra los estudiantes se prepararon por lo menos con un mes de anticipación.
“A dos de ellos los contrataron por lo menos un mes antes y les dijeron de que se trataba, que iban a ir contra los estudiantes y que eso les significaría muchos problemas”, anotó.
Reitero que es mucho el peligro que junto con sus compañeros enfrentan dentro de prisión, por eso demandó que el Gobierno de la República los saque y los traslade hacia una casa de seguridad, en donde cuenten con resguardo de la Policía Federal (PF) y puedan mantenerse en la colaboración sobre el caso.
Respecto a las dudas que puede generar información que surge de integrantes de organizaciones delictivas, Eliseo Villar Castillo asume: “Yo hablé con ellos desde enero, poco a poco hicimos confianza y les dije que si era verdad lo que decía teníamos que hablar, pero sí es hice saber que se mentían pues a los cuatro nos iban a cortar las cabezas, porque este es un tema muy delicado”.

Deja tu opinión