Fracasa primera votación por tablero electrónico en el Congreso Local.

0
57

Durante la sesión de este martes se llevó a cabo la primera votación oficial con el uso del tablero electrónico en el Congreso de Guerrero, lo que dejó en evidencia que varios diputados todavía no tienen un manejo pleno de la tecnología que se compró a principios de año, lo que tuvo un costo superior a los 7 millones de pesos.

En base a la explicación del presidente de la mesa directiva Alberto Catalan una vez que se activa la votación, se cuentan con 5 minutos para que los legisladores coloquen su huella en la terminal electrónica de su curul y marcar su voto, de lo contrario el sistema lo tomará como una abstención.

Para establecer la diferencia, hay un botón verde que significa un voto a favor de determinada iniciativa o propuesta, el rojo es en contra y el amarillo se utiliza para ir por la abstención.

En una de las reformas constitucionales que se aprobaron este martes 24 de septiembre, los diputados por Morena Luis Enrique Ríos Saucedo y Teofila Platero Avilés, además de Fabiola Rafael Dircio solicitaron el uso de la palabra para rectificar el sentido de su voto, pues emitieron una abstención cuando en realidad quisieron hacerlo a favor.

Ellos aseguraron que habían realizado los pasos dentro del tiempo establecido, pero por alguna circunstancia no se había registrado el sentido correcto de su voto.

Ante tal situación, la votación se tuvo que realizar de forma tradicional, dónde uno a uno los diputados dieron a conocer el sentido de si voto.

El presidente de la Mesa Directiva, Alberto Catalán Bastida sostuvo que el sistema electrónico funciona, incluso señaló que el margen de tiempo que se otorga para rectificar el sentido del voto es razonable, solo es cuestión de practicar.

Sobre lo que sí alertó, es el riesgo de que el uso de los cinco minutos para rectificar el sentido del voto puede dar pie a la creación de un vicio entre los diputados, pues en algunos temas pueden ir a favor o en contra para asumir una pose de lucimiento personal en temas polémicos, pero al final rectificar el sentido real de su votación.

Deja tu opinión