Del Balzamar a Tepochica, cuatro militares muertos y 14 presuntos sicarios abatidos

0

En el primer hecho los soldados fueron emboscados, en el segundo se toparon de frente con sus agresores

En menos de tres semanas, el Ejército Mexicano ha perdido cuatro soldados en ataques registrados en diferentes puntos del estado de Guerrero, en el último hecho, los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tuvieron la oportunidad de responder al fuego, lo que generó la muerte 14 presuntos sicarios.

La jornada del 27 de septiembre, en la comunidad de El Balzamar, municipio de Leonardo Bravo se registró una emboscada en contra personal del Ejército Mexicano, el saldo fue de tres elementos muertos y tres heridos.

El hecho se registró alrededor de las 10:00 horas del 27 de septiembre, cuando el personal castrense realizaba un recorrido de vigilancia, en el contexto de la campaña contra la siembra de cultivos ilegales.

En esa ocasión los soldados fueron tomados por sorpresa y no pudieron responder inmediatamente, los elementos que resultaron ilesos se limitaron a contener el avance de los agresores para tratar de rescatar a sus compañeros asesinados y poner a salvo a los heridos.

La emboscada se registró en una zona de la sierra de Leonardo Bravo que se indicó, es controlada por el Cártel del Sur, cuyo principal líder es Isaac Navarrete Celis.

El señalamiento provocó que el propio Navarrete Celis reaccionara ante los operativos de búsqueda que implemento el Ejército Mexicano y la Secretaría de Seguridad Pública, quien colgó un video en diferentes redes sociales para deslindarse del hecho.

De inicio, Navarrete Celis manifestó que temía el que se registraran represalias del gobierno en contra de su familia, por lo que se apresuró a establecer un deslinde “absoluto de los hechos ocurridos”.

Indicó que tuvo que investigar por su parte, lo que se le dificultó por la presencia de militares y policías en El Balzamar.

“Me hacen saber que llegaron los militares aproximadamente entre 9 y 9:30 de la mañana, llegaron entre unas huertas que están en el camino que conduce de Balzamar hacia Carrizal, hacen unas detonaciones; entre 80 y 90 disparos a aire, sin dispararle a nadie, pasan 15 o 20 minutos y vuelven a hacer más disparos, pero ya como a 300 metros de donde fueron los primeros disparos y ya se escuchó un poco más fuerte y tardó más. Por eso la gente se alejó de ahí”.

Indicó: “Hay muchas gentes que vieron a los militares como llegaron, como dispararon en una ocasión, luego en otra, recorrieron como 500 metros y así se anduvieron moviendo”.
El líder del Cártel del Sur negó que haya atentado en contra del personal militar, pues señaló que esa sería una orden muy torpe de su parte.

“Yo siempre he respetado a los militares, para mi siempre son nuestra defensa nacional y orgullo de nuestro México Mis respetos para el Ejército Mexicano”.

Hasta el momento no se ha generado ninguna detención por la emboscada registrada en El Balzamar.

18 días después, un grupo de elementos del Ejército acudió a la comunidad de Tepochica para atender un reporte ciudadano que alertaba sobre la presencia de al menos 40 civiles armados.

Llegaban a dicha localidad cuando fueron atacados por los supuestos delincuentes, aunque en esta ocasión el encontronazo fue frontal y los soldados pudieron agruparse y responder al fuego.

El saldo fue de un militar y 14 agresores muertos.

Deja tu opinión