Dumbo, el león que escapó tras las balaceras en Xaltianguis

0
20

Cuando lo encontraron, deambulaba como perro callejero

Dumbo es un león de apenas un año y medio de edad, hasta marzo pasado era exhibido como mascota del grupo armado que controlaba la comunidad de Xaltianguis, tras los enfrentamientos armados del mes de marzo pudo escapar y fue rescatado cuando deambulaba por las calles del rancho “Las tortolitas”, en la zona rural de Acapulco, estaba desnutrido, con garrapatas y enfermedades en la piel.

En el mes de marzo del año que está en curso, los medios de comunicación dieron cuenta de una serie de enfrentamientos entre dos grupos de civiles armados que se disputaban Xaltianguis; la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y Los Dumbos.

En esos días, Antonio Vélez Calvo, encargado del servicio médico veterinario del parque Zoologico de Chilpancingo, fue avisado por directivos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) sobre el hallazgo de un león que deambulaba en un rancho conocido como “Las Tortolitas”, quienes le solicitaron el apoyo para colaborar en el aseguramiento del felino y el traslado correspondiente.

Dicho Rancho, en su momento fue utilizado como centro de operaciones del grupo armado conocido como “Los Dumbos”, cuyo principal dirigente es hasta el momento Daniel Adame Pomba.

Vélez Calvo fue informado de que en ese lugar, los vecinos habían encontrado a Dumbo deambulado como si se tratara de un perro callejero, lejos de inspirar miedo les produjo una profunda lástima por las condiciones en que se encontraba.

“Estaba malísimo, venía deshidratado, con mala alimentación, no se había alimentado en mucho tiempo, tenía garrapatas y dermatitis”, explicó.

El veterinario refiere que partió con un grupo de colaboradores hacia Xaltianguis, llevaban tranquilizantes, jaula y camionetas con todo lo necesario para enfrentar una persecución del ejemplar.

La sorpresa que se llevaron, fue que “Dumbo” estaba completamente bajo el control de los pobladores, cuando le ordenaron que se subiera a la unidad lo hizo solo, sin oponer resistencia y con evidentes síntomas de estar enfermo.

La versión que dieron los vecinos, es que el león era utilizado como mascota por el grupo de civiles armados que utiliza ese sobrenombre, en varias ocasiones lo llegaron a mirar en la batea de alguna de las camionetas en que se desplazaban los comandos.

Respecto a la forma en que Dumbo terminó deambulando en la ranchería, refieren que fue al calor de una balacera, cuando los responsables de tenerlo bajo su control le perdieron la atención y las detonaciones de diferentes calibres optó por escapar de la refriega.

A ocho meses de que se le trasladara hacia as instalaciones del Zoochilpan, Dumbo se ha recuperado en el aspecto físico y alcanza un peso de 170 kilos, aunque los veterinarios que lo cuidan señalan que todavía le falta para alcanzar lo ideal.

Dumbo ya fue desparasitado, se le han suministrado vitaminas, se le atendieron las enfermedades de la piel y permanece en un espacio mucho más amplio del que ocupaba en Xaltianguis.

El veterinario Antonio Vélez sostiene que hasta el momento Dumbo no ha dado señales de querer agredir a alguien, lo define como “chipilón” porque le gusta que la gente lo acaricie, aunque refiere que es un animal salvaje y en cualquier momento puede despertar sus instintos.

Deja tu opinión