El secretario de Educación, Arturo Salgado Urióstegui, informó que aumentó a 22 el número de escuelas en la entidad que adelantaron vacaciones, con el argumento de que docentes y directivos recibieron llamadas de extorsión.

“Estas escuelas están ubicadas principalmente en Acapulco, El Ocotito y Chilpancingo, por lo que ya se habló con los maestros y con los supervisores, pero hay que destacar que curiosamente éstas son las mismas escuelas de hace tres o cuatro años hacen siempre esta misma práctica, y aseguran que reciben llamadas de extorsión”, indicó.

Explicó que se ha solicitado a los directivos de esos planteles educativos que realicen las denuncias correspondientes para que haya un antecedente y se pueda justificar que adelanten vacaciones los trabajadores de esas escuelas.

“Nosotros tenemos que comprobar y documentar este tipo de acciones porque con esta situación se afecta a cientos de estudiantes, ya que el calendario escolar termina el próximo 20 de diciembre, por lo que se sigue trabajando en este asunto”, mencionó el secretario de educación.

Sobre el rumor de que varios maestros recurren a esa justificación para adelantar sus vacaciones, el funcionario estatal dijo: “Yo considero que hacen prácticas que no ayudan en nada a la educación, ya que todos tenemos la obligación de terminar el ciclo escolar, tal y como lo marca el calendario escolar (20 de diciembre), ya que hay Consejo Técnico Escolar ese día, entonces tienen que estar ahí, porque es una obligación”.

Dijo que a pesar de que hay denuncias de llamadas de extorsión, ninguna de ellas ha sido presentada formalmente ante las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE), “para nosotros es muy difícil que podamos comprobar que efectivamente son reales estas presuntas llamadas de extorsión en contra de maestros y supervisores de las escuelas que han adelantado el periodo vacacional”.

Salgado Urióstegui aseguró que prácticamente todas las escuelas de Guerrero están trabajando, incluso las de Zirándaro, las Montaña y las de la Sierra de Guerrero, por lo que las situaciones de las escuelas que han adelantado las vacaciones serán analizadas una por una, y dónde se demuestre que no han sido ciertas las “supuestas” llamadas de extorsión, se procederá y se tendrá que aplicar las sanciones correspondientes.

Deja tu opinión