Se revisan los acuerdos pactados con la CRAC-PF en Alcozacán

El gobernador Héctor Astudillo Flores consideró importante que en el proceso de pacificación de Chilapa cada nivel de gobierno haga lo que le corresponde, con la certeza de que lo relacionado con el combate al crimen organizado es competencia de la administración federal.

En Chilpancingo, donde este domingo 26 de enero encabezó una gira de trabajo, el jefe del Poder Ejecutivo local comentó que hay un seguimiento puntual a los acuerdos que el pasado viernes 24 asumió con representantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), fracción Pueblos Fundadores (PF).

Recordó que entre los acuerdos se encuentra que la carretera Chilapa-Hueycantenango sería liberada la misma jornada del viernes, lo que ya se concretizó por parte de la comunitaria y pobladores de Alcozacán.

Otro punto que está en la etapa de cumplimiento es el reforzar la seguridad en los tres puntos que señalaron los representantes de la CRAC-PF, en el crucero de Rincón de Chautla, El crucero del Jaguey, además del panteón de la comunidad de Tula, donde se han generado la mayor parte de las agresiones armadas.

En esos puntos actualmente operan la Policía del Estado y la Guardia Nacional.

Como parte de esos compromisos, recordó que el próximo martes se instalará en Chilapa una Mesa Regional para la Construcción de la Paz, en donde como sucede en los otros puntos de la entidad, participarán los cuerpos de seguridad de los tres niveles de gobierno.

Indicó que uno de los asuntos sobre los que trabaja la Fiscalía General del Estado (FGE), es que se esclarezca la masacre del 17 de enero del presente año, donde 10 habitantes de la comunidad de Alcozacán fueron asesinados de manera “alevosa, cobarde, cruel y con una crueldad inaudita”.

En el tema de los niños que fueron presentados como aspirantes a sumarse a la Policía Comunitaria (PC), indicó que se buscará la manera de garantizar que en todos los planteles de la zona se reanuden las actividades.

Manifestó que se trabajará de manera coordinada con el delegado del Gobierno federal en Guerrero, Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros para revisar cuantos de los menores tienen beca y cuántos más necesitan que se les incluya en dicho beneficio.

Respecto a la situación legal de quienes se encuentran presos y con órdenes de aprehensión a cuestas, lo que procede es iniciar la revisión de algunos casos concretos con el Poder Judicial y la Fiscalía del Estado, cuidando siempre no invadir competencias.

Cada quien lo que le corresponda

Para el gobernador Astudillo Flores lo que interesa en la zona es entrar en una ruta de pacificación, para que los habitantes poco a poco recuperen su ritmo de vida normal.

Respecto al planteamiento de la CRAC, en el sentido de que se desmantele al grupo de Los Ardillos y se detenga a sus principales dirigentes, el jefe del Ejecutivo local manifestó que se trata de un tema que no solo compete al gobierno del estado.

“Todos los asuntos que tienen que ver con la delincuencia organizada, hay que recordar que es competencia del Gobierno Federal. Tampoco nosotros vamos a abrogarnos todos los temas; como el uso de armas y el de delincuencia organizada”.

Por esa razón, dijo que el jueves de la semana pasada dialogó con el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de manera amplia, para explicarle a detalle como estaban las cosas y señalar claramente que es lo que le corresponde a cada nivel de Gobierno.

El titular de la SSP, Alfonso Durazo dijo al gobernador de Guerrero que los trabajos a realizar estarían siempre acompañados por la Guardia Nacional.

“Nosotros tenemos muy claro que hay temas de índole federal y del estado; no hay que abrogarse todo ni echarle todo a los demás”, anotó.

Incluso, dijo que ya ha platicado con el alcalde Jesús Parra García y le ha dicho que se debe revisar en que se está gastando el recurso público, teniendo la certeza de que se debe reforzar el trabajo en materia social.

Deja tu opinión