Cuando intentaron tomar el Rincón de Chautla y murieron 12 presuntos integrantes del grupo delictivo

Este lunes 27 de enero se cumplirá un año de la confrontación armada que dejó el saldo de 12 presuntos integrantes de “Los Ardillos” muertos, aunque la Policía Comunitaria (PC) de Rincón de Chautla solo reconoce haber causado dos bajas.

El mediodía del domingo 27 de enero de 2019, un grupo de civiles armados permanecía resguardando el crucero de la comunidad de Paraíso Tepila, de donde se desprende el camino de ramal que lleva hacia la comunidad de Rincón de Chautla.

Dicho retén fue denunciado desde noviembre de 2018, cuando habitantes de Rincón de Chautla reportaron que dicho grupo de hombres armados les impedía salir de su comunidad para llegar hacia Chilapa de Álvarez y Hueycantenango.

El 19 de diciembre, 12 integrantes de una familia trataron de abandonar la zona para escapar de la violencia, pero fueron interceptados en ese punto y desde entonces se desconoce el paradero.

David Sánchez Luna, ex coordinado de la CRAC-PF en Rincón de Chautla sostiene que se trata de tres adultos y nueve menores de edad, cuya presentación con vida todavía es reclamada.

El retén de supuestos “Ardillos” fue atacado desde los cerros, el resultado de ese ataque fue de diez hombres muertos.

Alrededor de las 15:00 horas, los habitantes de Rincón de Chautla se percataron de que desde lo alto del crucero descendía, sobre el camino de terracería una columna de camionetas con hombres armados, por lo que se parapetaron para esperarlos.

El convoy quedó varado en la entrada del pueblo, Bernardino Sánchez Luna sostiene que eran por lo menos 150 hombres armados a bordo de 15 camionetas, una de ellas blindada.

Con el resguardo natural que ofrecen las rocas gigantes ubicadas en la entrada del pueblo, los comunitarios de Rincón de Chautla mataron a dos integrantes del grupo agresor y poncharon las llantas de cinco camionetas, las cuales quedaron abandonadas en el lugar de los hechos.

El total de muertos del grupo de agresores fue de 12, aunque durante el año que ha transcurrido, Rincón de Chautla solo reconoce que provocó la muerte de los dos pistoleros que quedaron al pie de su acceso principal.

El hecho de que pudieran contener a 150 supuestos delincuentes, la mayoría con armas de grueso calibre es recordado como una proeza para la comunitaria de Rincón de Chautla.

Sin embargo, dicha victoria es opacada por la masacre de los diez habitantes de Alcozacán ocurrida la mañana del viernes 17 de enero, diez días antes de que se llegara al primer aniversario de lo que pudo conocerse como la derrota más estrepitosa que se recuerde para “Los Ardillos”.

Deja tu opinión