El alcalde Gregorio Portillo asegura que por lo menos son 13 las personas asesinadas, tres de ellas decapitadas

La Mesa para la Construcción de la Paz confirmó la muerte de cuatro personas en los enfrentamientos que se han generado en comunidades de Zirándaro, en tanto que de manera extraoficial, diferentes redes sociales reportan más de 13 asesinatos y decenas de familias desplazadas.
La jornada del viernes, el vocero de la Mesa para la Construcción de la Paz, Roberto Álvarez Heredia sostuvo que hasta el momento no hay evidencias ni denuncias que demuestren el registro de trece personas asesinadas en el municipio de Zirándaro de las Chávez, región de la Tierra Caliente.
El Gobierno de Guerrero rechazó que haya una situación de crisis humanitaria en esa parte de la entidad, pues manifestó que los ciudadanos que se encuentran en una situación de vulnerabilidad han recibido la atención que se necesita.
Álvarez Heredia explicó que hasta el momento solo se tiene el registro de cuarenta y dos personas que decidieron salir de San Rafael, cuyo traslado fue custodiado a la cabecera municipal por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Guardia Nacional y la Policía del Estado.
Otras cien personas salieron de San Rafael hacia Guayameo, donde permanece la mayoría de los desplazados.
De acuerdo con el vocero de la Mesa para la Construcción de la Paz, los enfrentamientos entre grupos delictivos cesaron la jornada del martes.
Agregó que la Fiscalía General del Estado (FGE) realiza las investigaciones encaminadas a fincar responsabilidades por el homicidio de cuatro personas, de las cuales tres ocurrieron el nueve de enero pasado y el cuarto el día de jueves 16.

Mínimo son trece los muertos, señala el alcalde

Por su parte, el alcalde Gregorio Portillo Mendoza aseguró que son por lo menos diez las personas que han muerto en los enfrentamientos suscitados en San Rafael y cerca de Guayameo.
Dijo que la violencia se recrudeció en las últimas 48 horas y que solo en San Rafael hay por lo menos 10 personas asesinadas, pero hasta la noche del jueves los cadáveres permanecían tirados.
Sostuvo que tres más fueron decapitados y tirados en La Calera y El Chivo, lo que ha incrementado el temor entre la población.
Hasta la jornada del jueves, dijo que ante la incursión de civiles armados, al parecer integrantes de la Familia Michoacana (FM), muchos de los habitantes de San Rafael estaban escapando corriendo hacia los cerros, de tal manera que ha muchos ciudadanos no localizados.
Denunció que un líder criminal apodado “El Zarco” ha difundido mensajes en las radiodifusoras locales, en donde ordena a los pistoleros bajo su mando que si alguien se queda en San Rafael sea asesinado a balazos.
En redes sociales se manejó un comunicado presuntamente atribuido al CJNG, en el que dicho grupo exige que la Guardia Nacional y el personal del Ejército Mexicano salgan de la zona de conflicto bajo el señalamiento de que han operado a favor de la Familia Michoacana.
En dicho mensaje hay un ultimátum de dos días, tiempo en el que si no abandonan la cabecera y comunidades de Zirandaro, los elementos serán agredidos por los integrantes del CJNG.
“Tienen dos días para salir y dejarnos hacer nuestro trabajo, nosotros, el CJNG tiene la orden de los jefes de hacer embocadas, sease militar o estatales, es el primer aviso y tú Zarco, esta vez no hables para hacer tregua, esta vez será el topón, hasta que nos mates o te matemos”.

Deja tu opinión