Los que no cumplan serán dados de baja de la nómina

La Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) realizan una revisión del estado en que se encuentran 12 mil 222 trabajadores de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), se espera que en febrero se conozca cuantos pudieron justificar su permanencia en nómina y cuantos podrían ser dados de baja.

Arturo Salgado Urióstegui, titular de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), confirmó que a finales de octubre, la ASF y la SFP iniciaron una auditoría que se extendió hacia los meses de noviembre y diciembre, de tal suerte que se espera que culmine durante los primeros días de febrero.

La revisión involucra a 12 mil 222 trabajadores, a los que se les ha solicitado que comprueben el centro de trabajo en que se desempeñan, la constancia correspondiente, sus tarjetas de checado y que expliquen es lo que hacen.

La auditoría, de acuerdo con el titular de la SEG es parte normativa que rige tanto a la SFP y la ASF, las autoridades locales contribuyen recolectando y enviando toda la información que se tiene.

Indicó: “Los trabajadores están obligados a dar toda la información que las instancias de supervisión nos requieren, de tal manera que podamos cumplir con las normas. Quien no está trabajando pues solo podemos decirle que cuide su trabajo, ahí debemos ser mu claros”.

La auditoria culminará en febrero y a partir de ese momento se sabrá quienes y cuantos no cumplieron, lo que seguirá es el inicio de un procedimiento y el levantamiento de actas de abandono de empleo en contra de quienes no estén dentro de la norma.

La ultima parte del procedimiento será dar de baja de la nomina a los que no hayan cumplido con todo lo requerido por los órganos de fiscalización.

Deja tu opinión