La Comisión Permanente pide que se impulsen programas emergentes

El Congreso de Guerrero dirigió un exhorto al Gobierno estatal y los 81 municipios para que atiendan el problema del desplazamiento forzado interno, que se registra en pueblos de la Tierra Caliente, Costa Grande, Montaña y región Centro, principalmente.

Durante la jornada del miércoles 12 de febrero, la presidenta de la Comisión legislativa de Derechos Humanos, Leticia Mosso Hernández hizo uso de la tribuna del Congreso local para exponer un acuerdo parlamentario, que surge de la inquietud generada por la cantidad de víctimas de desplazamiento forzoso que se registran en la entidad, principalmente por la pugna que prevalece entre grupos del crimen organizado.

El acuerdo se da en el contexto de los problemas que se enfrentan en comunidades de la Sierra de Leonardo Bravo, en la parte alta de Zirándaro, en el caso de la Terra Caliente o el ejido de Zihuaquio, Vallecitos de Zaragoza, El Mono, La Palma y otros puntos de municipios como Coyuca de Catalán, Zihuatanejo y Petatlán.

También se tienen casos documentados en municipios de la Montaña y región Centro, entre ellos Zitlala y Chilapa, principalmente.

El documento leído por la diputada Mosso Hernández refiere: “Se exhorta respetuosamente al titular del Poder Ejecutivo local y los municipios del estado de Guerrero, para que de manera integral atiendan el problema del desplazamiento forzado interno”.

En el documento aprobado por la Comisión Permanente, se solicita al gobernador Héctor Astudillo Flores, que en el ámbito de su competencia impulse mejores estrategias para el combate a los factores que inciden en el desplazamiento forzoso de familias completas en diferentes puntos de la entidad.

Los diputados locales consideran conveniente que las acciones que se impulsen vayan acompañadas de programas gubernamentales, que permitan la restitución de todos los derechos de las familias desplazadas, para vivir una vida libre de violencia, con oportunidades de desarrollo y que se les garantice la alimentación, salud, vivienda, educación y seguridad.

También plantean que se rinda un informe al Congreso en torno a los recursos que se han invertido para atender el problema de referencia.

En cuanto a los municipios que enfrentan problemas de desplazamiento, se les exhorta a que pongan en marcha programas emergentes de apoyo a la población que se ha desplazado, asignando recursos humanos y materiales para cubrir sus necesidades prioritarias, a través de la creación de comisiones especiales, que es permitan coordinarse con as autoridades estatales y federales para atender el problema.

Deja tu opinión