Trabajadores del municipio de Chilpancingo piden juicio político para su alcalde

0
61

Integrantes de la sección 14 del Sindicato Independiente del Municipio de Chilpancingo, solicitaron al Congreso local que inicie un juicio político en contra del alcalde Antonio Gaspar Beltrán, por incurrir en omisiones que sostienen, ponen en riesgo la gobernabilidad en la capital del estado.
Los trabajadores liderados por Domingo Salgado cumplieron tres días de paro laboral y dos con las instalaciones del Palacio Municipal tomado, aunque en esta ocasión tomaron la decisión de marchar del centro hacia las instalaciones del Congreso.
Inicialmente los trabajadores sindicalizados tenían la intención de caminar hasta Palacio de Gobierno, para solicitar la intervención del titular del Poder Ejecutivo local, Héctor Astudillo Flores.
Sin embargo, los empleados decidieron detenerse frente a las instalaciones del Congreso local, para ello cerraron las vialidades del punto conocido como El Trébol y demandaron que una comisión de diputados locales los atendiera.
Para dialogar con los representantes sindicales bajaron de sus oficinas los diputados Ricardo Castillo Peña, de Morena y Jorge Salgado Parra del PRI.
Ante los representantes populares, Domingo Salgado y una comisión de dirigentes explicaron los problemas que enfrentan con el primer edil, que fue impulsado por el PRD.
De entrada señalaron que el municipio no se encuentra al corriente con sus cuotas al Instituto del Seguro Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG), lo que ha generado una deuda muy pesada, que los afecta porque les impide acceder a diferentes beneficios.
Lo delicado, indicaron que es el hecho de que sus cuotas se descuenten puntualmente de sus salario, lo que los hace pensar en un manejo inadecuado de los recursos.
Además, destacaron que desde que comenzó la presente administración, los salarios de los trabajadores se pagan con muchos días de retraso, lo que perjudica severamente a sus familias.
También señaló que lejos de buscar un acuerdo que permita resolver los problemas y armonizar la relación con sus trabajadores, el alcalde optó por tomar la ruta de las averiguaciones previas y la aplicación de descuentos salariales, acciones que de concretarse, van a perjudicar a sus familias.
Por esa razón, los sindicalistas sostienen que hay razones para fundamentar muy bien un procedimiento legislativo en contra del prime edil, que derive en un juicio político y llegado el momento, lo separe del cargo para que se designe a un servidor público que sí resuelva los problemas, no que solamente los vaya sobrellevando.

Deja tu opinión