Dirigente de Los otros desaparecidos denuncia intento de extorsión

0
24

Vía mensajes, ofrecen información a cambio de dinero, pero terminan con amenazas de muerte

El vocero del colectivo “Los Otros Desaparecidos”, Mario Vergara Hernández denunció un intento de extorsión en contra de una de sus hermanas, el cual pretendió consumarse utilizando supuesta información sobre el punto en que fue sepultado su hermano Tomás, quien se encuentra desaparecido desde julio de 2012.
En redes sociales, Vergara Hernández dio a conocer una serie de mensajes que le fueron dirigidos a otra hermana través de WatsApp en el que se le se le señala lo siguiente: “Sabemos donde está su hermano enterrado en Huitzuco y así usted junto con Mario lo pueden sacar de donde está enterrado, le pedimos 40 mil pesos para hoy y si no quiere saber nada puede blquearnos, usted sabe si lo quiere sacar de donde está desde 2012, cuando desapareció”, señalan los primeros mensajes de texto.
Después se le pide que no de aviso a la policía y se le advierte que se tiene ubicada a la familia, señalando el detalle de que en el caso de Mario Vergara se encuentra en la Ciudad de México, en tanto que a la hermana que recibió el mensaje se le tiene bien ubicada en Huitzuco.
“Sabemos donde vive en Huitzuco, también sabemos de su hermana, de su mamá que vive con usted, así que si no quiere que les pase nada queremos 40 mil pesos para hoy, también sabemos que usted tiene un hijo y si no quiere que le pase nada no queremos mentiras ni trampas, queremos que cuando tenga el dinero en la mano nos mande un mensaje a este número”.
Más adelante se refieren a caso del desaparecido Tomás, se señala que fue desaparecido por no pagar los 150 mil pesos que se reclamaban como rescate.
Aunque al principio los mensajes apuntaban al ofrecimiento de colaboración para ubicar los restos de Tomás Vergara Hernández, al final derivan en amenazas de muerte en contra de Mario, el activista buscador de fosas, su hermana, que es la que recibió el texto y otros familiares radicados en Huitzuco.
La familia no cedió ante la presión, optó por denunciar el hecho pues les pareció absurdo que los presuntos delincuentes pidan 40 mil pesos a la familia, cuando las autoridades federales ofrecen un millón 500 mil pesos a manera de recompensa para quien ayude a encontrar el cadáver de Tomás.

Deja tu opinión