Integrantes de Reforma Alternativa Estudiantil (RAE), integrada por mujeres de diferentes planteles de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), reconocieron que hay más casos de los admitidos oficialmente en el tema del acoso sexual, pero señalaron que no se denuncian por miedo a que las alumnas afectadas sufran represalias.

El grupo de mujeres expresó que hasta ahora no tienen documentadas denuncias de acoso por parte de maestros, pero reconocieron que las afectadas toman la ruta del silencio para evitarse más problemas, pues la mayoría son de escasos recursos y viven solas en ciudades como Chilpancingo y Acapulco, de tal suerte que se asumen como vulnerables.

Dijeron que se sabe de casos de acoso en la facultad de Derecho, donde el número de estudiantes es de varios miles, también han sabido que alumnas de otros planteles, pero cuando se les pide que lo visibilicen se niegan.

Dicha organización, desde hace dos años realiza actividades para que las mujeres universitarias puedan “alzar la voz” y sean partícipes en las manifestaciones que se impulsan a favor de una vida libre completamente de expresiones de violencia..

Katy Grisel Hernández Saligán, dirigente del grupo femenil de mencionó que estos dos años han dado asesoría a mujeres para que pueda acceder a becas, conferencias, eventos académicos y deportivos con el objetivo de que las universitarias se sientan más seguras.

“Nosotros de esa manera trabajamos con las diversas instancias pertinentes, por ejemplo hablamos con directores y maestros que nos han apoyado muy bien, y gracias a eso estamos haciendo este movimiento”, sostuvo.

Génesis Estefanía Gatica Vargas, Integrante de ese grupo señaló que en la universidad las mujeres han vivido con mucha violencia y comentó que el objetivo de la organización, es que haya más mujeres que se sumen al movimiento, con la certeza de que tendrán el respaldo de sus compañeras.

Deja tu opinión