Acapulco se prepara con 300 fosas

184

Diariamente unos 25 muertos

Acapulco, Gro. – Ante las alarmantes cifras por contagio de Coronavirus en el puerto de Acapulco, el gobierno de Adela Román Ocampo, prepara más de 300 fosas por las muertes debido a la pandemia.
“Tenemos proyectado hacer alrededor de 300 fosas, sin embargo hasta el momento se tienen 40 fosas listas con la idea de estar preparados en dado caso de que sea necesario utilizarlas.
“Se está habilitando un espacio específico para fallecimientos por origen de Covid-19, también está el panteón de Las Cruces y La Garita, pero en estos ya no hay espacios para ampliar, en el Palmar si se tiene capacidad”, explicó el director de Panteones en Acapulco, Gerardo Sánchez Meza.
Advierte que de los dos crematorios que operan en el puerto, uno de estos ya se encuentra saturado, debido a los más de 25 muertos que se registran en promedio en los últimos días en este destino de playa.
En entrevista, Sánchez Meza, señaló que el panteón de El Palmar, se tienen más de seis hectáreas, aunque se abrirán fosas en unos 15 mil metros aproximadamente, lo que sería una hectárea y media.
Del funcionario municipal, reconoció que se tiene un incremento de 25 solicitudes de inhumación diarias. Antes era de seis a ocho por día.
Señaló que por indicaciones de la Secretaría de Salud se les pide a los familiares de las personas fallecidas por Coronavirus que sea cremadas, por lo que se ha disparado el número de decesos.
“En los hornos crematorios que son dos, se ha incrementado y de hecho uno de ellos está saturado los servicios”, dijo el director de panteones.
En tanto en el panteón de El Palmar, el operador de una excavadora, Genaro Platón Cano asegura que serán 300 fosas deberán estar preparadas por los fallecimientos que cause el Covid-19 en Acapulco.
“Fueron 300 fosas, ahorita llevamos alrededor de 40 a 50 fosas. Se trabaja desde el cinco marzo. Porque se ha cortado el cerro, perfilando y haciendo fosas.
“Depende del material, y si tardamos de cuatro a cinco fosas por día”, explicó el trabajador del camposanto.
Mientras, el sepulturero Marco Rodríguez Gallardo, dice que luego de cuatro años se reabrió el área de fosa común, en un área de 400 metros cuadrados donde fueron enterrados los muertos por covid-19.

Deja tu opinión