Más de cien brigadistas combaten incendio forestal en El Cerro del Indio

26

Hay casi 800 hectáreas de bosque afectadas, señalan las autoridades

Este viernes se cumplieron tres días de combate al incendio forestal registrado en el «Cerro del indio», ubicado en el Valle del Ocotito en el municipio de Chilpancingo, el cual hasta entrada la tarde se encontraba controlado en un 60 por ciento, generando una afectación aproximada de 800 hectáreas de bosque.

La jornada del 22 de mayo, el esfuerzo de los brigadistas estuvo focalizado para evitar que el siniestro se acercara a la comunidad de Zoyatepec.

Si el fuego alcanzaba el pueblo, se complicaría sobremanera el trabajo de sofoco.

En el combate participaron más de cien brigadistas de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) del estado de Guerrero, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla, así como de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMAREN), Protección Civil del Estado, Cuerpo de Bomberos de Chilpancingo y de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

Incluso, pese a las restricciones generadas por la pandemia del Coronavirus, se observó trabajar a brigadas integradas por voluntarios de las comunidades cercanas.

La noche del ueves, los brigadistas provenientes del estado de Puebla pernoctaron cerca de la comunidad de Zoyatepec para evitar algún incidente, por lo que este viernes se les otorgó un descanso y se les reabasteció de alimentos y bebidas.

Señalaron que a pesar de las complicaciones del lugar, como lo son las pendientes, barrancas y acantilados y las corrientes de aire, el fuego no ha brindado las guarda rayas que se hicieron los días miércoles y jueves.

Este viernes se combatió el incendio con brechas y guarda rayas de 2 metros y contrafuegos, buscando que ya no se sigan afectando los ecosistemas de la zona.

Se espera que para el proximo domingo, este siniestro se encuentre controlado en un 90 por ciento o en su totalidad.

El titular de la SEMAREN, Arturo Álvarez Angli pidió a los brigadistas hacer su mayor esfuerzo para combatir este incendio, siendo que el estado y en país se encuentra en una situación presupuestal difícil, ya que la contingencia mantiene ocupadas a las autoridades en el combate al COVID-19.

Además de que, también se continúa teniendo el problema de la inconsciencia de la ciudadanía, la cual provoca la mayoría de los incendios, en este caso, la que transita por la autopista del sol.

Recordó que Guerrero es uno de los estados más difíciles en cuanto a incendios forestales, ya que es el cuarto lugar de las estadísticas de estos siniestros, situación que se presenta de manera recurrente en cada temporada de estiaje.

Deja tu opinión