De ahí se distribuirá el insumo a 20 comunidades

San Marcos, Gro.- Arquímidez Sandoval Vázquez, comisario ejidal de Las Vigas, municipio de San Marcos, informó que por primera ocasión ese ejido contará con un almacén para albergar 400 toneladas para campesinos de 20 localidades.

A esa bodega llegarán 400 toneladas de Fertilizante para mil 300 productores que siembran dos mil hectáreas de granos básicos en 20 comunidades de esa zona, de las cuales ya les llegaron 260 toneladas, y los funcionarios federales les han dicho que antes del fin de semana ya estará en la bodega la totalidad del insumo.

De manera inicial, los responsables del programa de Fertilizante sólo aprobaron la instalación de una bodega en la localidad de Llano Grande, al poniente de la cabecera municipal, lo que dificultaba a los productores de Las Vigas y sus comunidades ir a traer el Fertilizante.

“Iba a salir más caro el caldo que las albóndigas, por lo caro del flete, el tiempo que se pierde en el viaje, iba a convenir más comprarlo en lugares más cercanos”, dijo el líder ejidal y ex presidente municipal de San Marcos.

Por esa razón iniciaron las gestiones “para que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural nos aprobara la instalación de una bodega de Fertilizante para abaratar costos y reducir tiempos y riesgos para los productores”.

Así fue como Areli Cerón, responsable del programa nacional de Fertilizante autorizó la bodega de Las Vigas, y las autoridades locales de 20 comunidades se comprometieron a ayudar a cumplir con todos los requisitos y las condiciones de seguridad para albergar el abono.

En varias reuniones que se realizaron con los coordinadores de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), dijo Sandoval Vázquez, se les dijo que no era conveniente que sólo hubiera una bodega por la amplia distancia entre esa zona y Llano Grande, porque sería más caro ir por el insumo que comprarlo, y los riesgos de salud por la concentración de los campesinos también debían considerarse.

Por otro lado, lamentó que por lo menos mil productores agrícolas quedaron fuera del padrón que elaboró el gobierno federal, porque fueron lentos al registrar a los campesinos que siembran maíz y frijol.

De ese hecho responsabilizó directamente al delegado de gobierno federal, Pablo Sandoval Ballesteros, y al delegado regional de la Costa Chica, Alberto Salgado, quienes impidieron que se registraran los campesinos, “hasta que les llevaron las actas certificadas del Registro Agrario Nacional, por lo que quedaron fuera el 30 por ciento de los productores agrícolas de San Marcos que son más de mil”.

Deja tu opinión