Habla el sobreviviente Efrén Cortés Chávez

El sobreviviente de la masacre de El Charco, Efrén Cortés Chávez sostuvo que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador debe generar las condiciones para que se haga justicia en el caso de los 11 indígenas asesinados, las víctimas de tortura y los encarcelamientos, pues de lo contrario será cómplice de los perpetradores.

Cortés Chávez recordó que la jornada del 6 de junio, el naciente Ejercito Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI) convocó al consejo insurgente, que estaba integrado por la representación de todas las comunidades en que la organización tenía presencia, para tratar tres temas importantes temas.

Durante todo el día, los integrantes del Consejo Insurgente dialogaron sobre la ruptura con el EPR, la búsqueda de la autonomía de la región y la gestión de proyectos productivos, pues la zona en la que se encuentra El Charco es sumamente pobre.

Como los trabajos se prolongaron, muchas personas civiles decidieron pasar la noche en la primaria Caritino Maldonado, pero alrededor de las 02:00 horas, elementos del Ejército Mexicano llegaron hasta la localidad para despertarlos a gritos, ordenándoles que se rindieran, enseguida comenzaron a disparar.

“En la escuela estaba la gente civil, muchos gritaban que estaban desarmados, fue cuando ellos dijeron -les vamos a dar su pan con chilate- y el fuego se intensificó”.

Entonces, una columna del ERPI que se encontraba cerca de la escuela comenzó a disparar, lo que propició una balacera que se prolongó hasta las siete de la mañana, cuando los guerrilleros decidieron rendirse para evitar que murieran civiles.

“ Salimos a la cancha, cuando estábamos tirados, el personal de ejercito comienza a disparar en lo corto, es donde mueren once compañeros, por eso es que hasta el momento exigimos justicia”, anotó.

Cortés Chávez sostiene que las once muertes que hasta el momento se lamentan fueron innecesarias, por los guerrilleros ya se habían rendido.

Ahora, dijo que el caso representa un verdadero reto para el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, pues hacer justicia implicaría que sí está en la ruta de hacer las cosas de manera diferente.

“Este gobierno debe ver este caso, si no lo hace, este gobierno será una tapadera, como lo fueron los anteriores”, asegura.

Si bien reconoce que se han observado señales alentadoras, como el hecho de que ya lo haya atraído la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), hace falta ver si desde la milicia no se presentan resistencias y si estas logran imponerse al actual gobierno, lo que demostraría que la fuerzas armadas son un Estado dentro de otro.

Deja tu opinión