No habrá impunidad, aseguran el síndico y el jefe de la policía

El ayuntamiento de Chilpancingo se comprometió a investigar hasta sus últimas consecuencias la agresión que el joven Axel Ramírez sufrió a manos de elementos de la Policía Preventiva Municipal, quien sostiene que fue interceptado, obligado a bajar de su vehículo y golpeado por los uniformados la jornada del martes 2 de junio.

En sus redes sociales, el joven, que es hijo de una funcionaria del ayuntamiento, denunció que el martes 2 de junio, aproximadamente a las 14:30 horas, cuando conducía su vehículo sobre la lateral del bulevar Vicente Guerrero se percató de que era seguido por dos patrullas de la Policía Preventiva Municipal, de las que una lo rebasó para obligarlo a detenerse y la otra se colocó al lado para evitar que tuviera margen de maniobra.

Un elemento le ordenó bajar del coche mientras otro intentaba meterse para apoderarse de las llaves, al final el decidió descender para ser sometido y esposado por la fuerza.

El joven fue golpeado y sometido por seis elementos de la Policía Preventiva, quienes lo llevaron a la barandilla sin que existiera una motivación, primero argumentaron que manejaba en estado de ebriedad, lo que fue desmentido por el médico legista y posteriormente por alterar el orden en la vía pública.

El municipio se compromete a investigar el caso “hasta las últimas consecuencias”

Vía redes sociales, el segundo síndico procurador, Víctor Manuel Ortega Corona y el secretario de Seguridad Pública Municipal, Ofelio Romualdo Aguilar Carmona informaron que el caso del joven que denunció ser víctima de una detención irregular, así como agresiones físicas por parte de la Policía Municipal se investigará hasta las últimas consecuencias.

“El Gobierno de Chilpancingo pide en todo momento el respeto a la autoridad, pero en ningún momento se habrá de tolerar el uso de la fuerza excesiva y abuso de poder”, expresó el síndico Ortega Corona.

Explicó que a la llegada de esta administración que dirige Antonio Gaspar Beltrán, uno de los objetivos principales fue la dignificación de la Policía, por ello aseguró, que desde siempre se les ha solicitado a los elementos que mantengan la proximidad social con el ánimo de rescatar ese vínculo entre sociedad y gobierno.

Informó que la policía ha recibido capacitaciones de profesionalización para fortalecer estas conductas; “pero también categóricamente decimos que no se permitirá ningún abuso de autoridad a la sociedad de Chilpancingo, y estos hechos habrán de investigarse hasta las últimas consecuencias y de resultar algún señalamiento probado habrá que actuarse a lo que corresponde”.

El jefe de la Policía, Ofelio Aguilar sostuvo que la Secretaría a su cargo continuará trabajando para esclarecer este tema, porque por ningún motivo se permitirá que sucedan actos de abuso de autoridad, mucho menos que se violen los derechos humanos.

El secretario dijo que estarán en la espera de que las autoridades competentes investiguen el tema para que se aclare el asunto, y se sancionará a los elementos si no hicieron bien su trabajo.

Además informó que recibió la instrucción del primer edil, para que las cámaras de videovigilancia y las cámaras de solapa estén activas las 24 horas del día, para que toda actividad que realicen los elementos de seguridad esté monitereada.

La tarde del este viernes, grupos sociales convocaron a una marcha en las calles del centro de la ciudad, para exigir que se sancione a los responsables del asesinato cometido en contra de Giovanni López, un joven albañil agredido por policías municipales de Guadalajara Jalisco, pero también se pedirá el esclarecimiento del abuso cometido en contra de Axel Ramírez.

Deja tu opinión