La denuncia se hizo en Chichihualco, los desplazados son de Tlaltempanampa, municipio de Zitlala

La Tercera Visitaduría de la Comisión de Derechos del Estado de Guerrero (CDHEG) inició una investigación por el presunto allanamiento de morada por parte de elementos de la Policía del Estado, en agravio de una familia de desplazados de Tlaltempanampa, municipio de Zitlala, que actualmente se encuentran refugiados en Chichihualco, perteneciente a Leonardo Bravo.

La mañana del miércoles 3 de junio, una madre de familia denunció que la jornada del 2 de junio, un grupo de entre ocho y diez presuntos elementos de la Policía del Estado se metió a la vivienda que renta en Chichihualco, donde permanece refugiada a partir de que tuvo que huir de la violencia que prevalece en su pueblo, Tlaltempanampa.

La mujer dijo que los uniformados buscaban armas debajo de su cama y revisaron por lo menos dos aparatos celulares, aunque al retirarse no se llevaron nada, solo que de manera insistente la pedían que hablara sobre un vecino, que al parecer está relacionado con “gente mala”.

La noche del miércoles 3 de junio, la CDHEG manifestó que tiene el compromiso de investigar los hechos y hacerse llegar de todo tipo de pruebas que le permitan, llegado el momento, contar con elementos suficientes para emitir la resolución que corresponda de acuerdo a derecho.

“Estaremos atentos a darle seguimiento a quienes son considerados como desplazados en ese municipio”, señala el organismo que preside Ramón Navarrete Magdaleno.

En el comunicado se anota que es la Tercera Visitaduría General, Especializada en Desplazamiento Forzado la que inició la investigación de oficio, tras conocer la denuncia a través de diferentes medios de comunicación.

El expediente quedó asentado bajo el número 3VG/O13/2020-I, de acuerdo con los reportes periodísticos dados a conocer el 3 de junio, los hechos ocurrieron la tarde del martes 2 en Chichihualco, cabecera municipal de Leonardo Bravo.

Deja tu opinión