A pocos metros del centro de Chilpancingo

Abandonado en un cuarto de renta, un hombre de aproximados 50 años de edad murió a consecuencia de complicaciones derivadas del nuevo coronavirus, en una calle adyacente al centro de la capital de Guerrero.

La tarde del viernes 10 de julio, vecinos de la calle Ignacio Manuel Altamirano, una de las que circundan al zócalo de la ciudad reportaron la muerte de un hombre que permanecía solo, dentro de un cuarto de renta y con síntomas de Covid-19.

El reporte movilizó a personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) y del Servicio Médico Forense (SEMEFO), que confirmaron el hallazgo del cadáver y procedieron al levantamiento correspondiente.

El nombre de la víctima mortal se omitió, al igual que el centro de trabajo en donde se desempeñaba de manera regular, solo se confirmó que tenía alrededor de 50 años y que sería trasladado directamente al Panteón Forense, ubicado en el sector poniente de la ciudad y sin que se le realizara la necropsia correspondiente.

Vecinos del lugar confirmaron que el hombre solicitó permiso en su trabajo, a partir del padecimiento de fiebre y fuertes dolores en el cuerpo y la cabeza.

Se encerró en el cuarto de renta y se creyó que permanecía confinado para evitar el contagio de las personas que se encontraban cerca, pero este viernes dejó de atender llamadas y mandar mensajes a los conocidos con los que mantenía contacto.

Fue entonces cuando se solicitó que personal que contara con el equipo necesario acudiera al domicilio para verificar las condiciones en que el enfermo se encontraba.

No es el primer caso que se registra en estas condiciones, a principios de junio, un ex colaborador de la defensoría de los Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) fue encontrado en avanzado estado de descomposición, luego de aislarse a partir de complicaciones por fuertes cuadros de tos y fiebre.

Deja tu opinión