El líder parlamentario del PRI considera conveniente cerrar filas entorno al enemigo común, el Coronavirus

El coordinador de los diputados locales del PRI, Héctor Apreza Patrón consideró imperativo evitar que la crisis sanitaria derivada de la pandemia del Covid-19 derive en una crisis política y social, porque un escenario de esa naturaleza solamente garantiza ingobernabilidad.

Apreza Patrón sostuvo que la mesa de trabajo que las comisiones unidas del Congreso local desarrollaron con el gobernador Héctor Astudillo, su secretario de Finanzas, Tulio Pérez Calvo y el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos sentó un buen precedente a nivel nacional, porque dejó en claro que más allá de las diferencias que se pueden tener en el ámbito político, el interés principal es el bienestar de los guerrerenses.

El legislador local sostuvo que todo lo que se ha pasado en el contexto de la llegada del Covid-19 deja una situación muy clara: “Tenemos la certeza de que estamos ante u problema muy grave que comenzó con la pandemia sanitaria y siguió con la económica, pero debemos evitar que se siga en la política y nos derive en una crisis social”.

Indicó que una situación de ese tipo solamente daría pie a un “coctel explosivo” que si lesiona las estructuras sociales, entonces pondría en riesgo la gobernabilidad en sus tres niveles.

En consecuencia, indicó que el país no puede, bajo ninguna circunstancia apostarle a ese escenario.

Para tener claridad sobre lo que sucede, manifestó que los partidos y sus diferentes niveles de gobierno deben entrar a una revisión muy seria de todo lo que ha pasado en los últimos meses.

“No podemos estar polarizados ni divididos para enfrentar la crisis de crisis, en Guerrero afortunadamente no hay una actitud de beligerancia ni polarización, es la enseñanza que nos puede dejar este momento que estamos viviendo; divididos somos más débiles”, apuntó.

Deja tu opinión