El alcalde reconoce que hay desesperación en propietarios de negocios

El alcalde Antonio Gaspar Beltrán advirtió que todo aquel negocio que no acate las disposiciones emitidas en el contexto de la nueva normalidad será clausurado, para evitar un rebrote de Covid-19 en la capital del estado.

Gaspar Beltrán precisó que hasta la jornada del jueves 9 de julio, la plaza central Primer Congreso de Anáhuac permanecía cerrada, solo se permitía la circulación peatonal en las calles que se necesitan para evitar las aglomeraciones en las vialidades aledañas, que son muy estrechas.

La flexibilización de la disposición original, que fue cerrar completamente el centro, consiste en que al cambiar de color rojo a naranja el semáforo del Covid-19, existe en la vía pública una cantidad mayor de personas y con ello se incrementa el riesgo de contagios.

Por esa razón, para disminuir el riesgo de los contagios se tomó la determinación de abrir las calles que circundan a la plaza central, entre ellas avenida Vicente Guerrero, Juan N. Álvarez, Miguel Alemán y el andador Emiliano Zapata.

Precisó que hasta el momento no hay acceso a la zona del kiosco ni a la plancha de concreto en donde se ubica el asta bandera.

En cuanto a las las plazuelas de los barrios tradicionales y las colonias populares, indicó que se reabrirán hasta que se realicen reuniones con los comités de desarrollo, pues no se cuenta con personal suficiente para controlar la afluencia de las personas y lo que se pretende es alcanzar acuerdos que impidan el rebrote.

Saludó la postura del gobernador Héctor Astudillo Flores, en el sentido de que si no se actúa con responsabilidad se adoptarán las medidas que se necesiten para impedir el regreso al semáforo rojo.

Este jueves se tendría una prueba inicial en las canchas de la Colonia Galeana, para establecer algunos criterios respecto a como regular el uso de los espacios públicos.

En esa parte dijo que al parecer existen personas que quisieran que el confinamiento nunca se terminara, en cambio, otros se muestran desesperados para que cuanto antes se normalicen las actividades.

La situación que prevalece en la capital del estado, de acuerdo con el primer edil resulta preocupante, pues se tienen más de 600 personas infectadas y se han perdido más de cien vidas humanas.

Por esa razón advirtió que se está vigilando que los negocios que ya reabrieron se mantengan en los parámetros establecidos, pero en caso de que vayan más allá de lo permitido por las autoridades sanitarias se tendrá que recurrir a la clausura.

“Fuimos cuestionados por el operativo que impulsamos con a Guardia Nacional (GN) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), sin embargo, solamente hemos hecho lo necesario para evitar la propagación del virus”, anotó.

Reconoció que el sector económico en la ciudad está muy deteriorado y manifestó que ya los propietarios de salones de fiestas le han planteado la necesidad de abrir, lo mismo que los responsables de bares y discotecas.

Advirtió que muchos no estarán satisfechos, pero aclaró que se mantendrá en la ruta de hacer lo que se necesite para evitar un rebrote en el tema del nuevo Coronavirus.

Deja tu opinión