El coordinador de los diputados locales del PRD, Bernardo Ortega Jiménez sostuvo que la culpa de que no se unifiquen las fuerzas de izquierda existentes en Guerrero es culpa de Morena, pues es evidente que dicho instituto político “tiene un frente de batalla con todos los partidos con registro vigente”.

De manera inicial, Ortega Jiménez consideró que lo más natural sería la unidad entre los partidos que comparten la misma corriente ideológica, pero aclaró que si eso no se ha logrado no es por culpa del PRD.

Refirió que en todos los partidos se analiza y discute la pertinencia de enfrentar solos o acompañados la elección de 2021, por lo que anotó: “nosotros todavía no definimos nuestras políticas de coalición para el próximo proceso electoral”.

Dijo que lo más aceptable seria que las izquierdas en Guerrero transitaran por la misma vía, sobre todo porque enarbolan banderas con luchas comunes y la justicia social es su causa principal, pero hasta el momento dicha posibilidad no se ha concretado.

Aseguró que Morena en Guerrero se ha dado a la tarea de abrir un frente de batalla contra todos los partidos políticos con registro, pues “no son capaces ni siquiera de construir acuerdos coyunturales”.

En ese sentido, dijo que la constitución de un bloque opositor a Morena en el Congreso local, demuestra la falta de oficio político de parte de dicho instituto político en Guerrero.

También cuestionó que a nivel nacional construyan alianzas con partidos políticos a los que aquí acusan de tradicionales y oportunistas.

Por eso indicó: “Morena se integró de una masa amorfa sin ideología; aglutinaron a personajes que habían militado y transitado por diversos partidos políticos, tal vez por eso guardan recelos y rencores y bajo esos sentimientos no se pueden construir puentes de comunicación o al menos las hacen más complejas”.

Deja tu opinión