“Por eso no luchamos”, aclara el secretario de Finanzas del Comité Estatal del partido, Jorgé Luis Rendón Castro

 “Voy a proceder”, sentencia el diputado federal Rubén Cayetano García

La difusión de un vídeo en el que Bernardo Aguilar Burgos, coordinador del programa de Adultos Mayores en Ajuchitlán de Progreso incita a los beneficiarios del mismo a repetir hasta en cuatro ocasiones el nombre del delegado en federal, Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros, generó expresiones de rechazo al seno del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), incluso, el diputado federal Rubén Cayetano García amagó con proceder legalmente.

En su muro de Facebook, el secretario de Finanzas del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) de Morena en Guerrero, Jorge Luis Rendón Castro colgó el video de referencia, en el que se observa y escucha como Aguilar Burgos se refiere al delegado Sandoval Ballesteros como “el jefe” y responsable de que los programas lleguen a los beneficiarios.

El funcionario sugiere que las personas que reciben los apoyos se aprendan el nombre del delegado federal y les advierte que más adelante les preguntará sobre dicha identidad.

Al respecto, el integrante de la dirigencia estatal de Morena anotó: “Me da pena, vergüenza, coraje, porque como partido estemos reproduciendo los mismos vicios que durante décadas hemos luchado, al parecer no queda claro en que consiste la 4T, Los funcionarios que representan al Gobierno Federal deben sentirse honrados y dar su máximo esfuerzo por dar un servicio de primera a la ciudadanía, pero desgraciadamente cuando a pesar de tener el privilegio de ser el principal representante del Gobierno Federal, en nuestro histórico y combativo estado de Guerrero estar pensando en otro cargo hace que no se concentre en su función principal y haga queda mal a nuestro presidente de la República”.

Y cierra: “Ojalá rectifique y se deje de usar el corporativismo para beneficio personal, por esto no luchamos”.

También en su muro de Facebook, el diputado federal Rubén Cayetano García expuso: “Lo peor de lo peor, lamentablemente nos vino a tocar a nosotros: Hacer repetir el nombre del delegado federal en Guerrero a adultos mayores y beneficiarios de programas sociales, para que se aprendan su nombre y le agradezcan los apoyos como si fueran erogados de su bolsa, es la forma más ruin de ofender su dignidad como personas humanas, además de atentar contra la democracia por ambiciones vulgares y electoreras”.

Y sentencia: “De pena ajena; voy a proceder, no dejan de otra”.

Deja tu opinión