Con la reactivación económica, los contagios repuntaron en Acapulco, Zihuatanejo y Chilpancingo

Derivado del repunte en los contagios, el gobernador de Héctor Astudillo Flores advirtió que Guerrero podría regresar al color naranja en el semáforo del Covid-19, lo que implicaría revertir el proceso de reactivación económica que inició el pasado 1 de julio.

En el enlace que diariamente realiza a través de sus plataformas digitales, el jefe del Poder Ejecutivo local señaló que de acuerdo con los datos del sector Salud, la reapertura de las actividades económicas consideradas como no esenciales representó un repunte en los contagios del nuevo coronavirus.

Carlos de la Peña Pintos, titular de la Secretaría de Salud explicó que a partir de la reapertura económica, marcada el pasado 1 de julio hubo un repunte muy claro en los contagios de Covid-19.

Estableció que del 29 de junio al 5 de julio hubo 854 casos, en tanto que del 6 al 11 de julio, la diferencia es de 535 casos más, pues hubo mil 389.

El funcionario detalló que en el puerto de Acapulco, del 1 al 10 de julio hubo una diferencia de 540 casos más; en Chilpancingo de 72 se aumentó a 150 casos, 78 casos más; en Zihuatanejo, del 1 al 10 de junio se tuvieron 8 casos, pero ya en la semana de la reactivación, del 1 al 10 de julio hubo 97 nuevos casos.

Tras la explicación del secretario de Salud, el gobernador Astudillo Flores señaló que se está en un escenario sumamente complicado, porque la reactivación se ha disparado sin que se guarden las medidas de prevención.

“Estamos en el límite del semáforo naranja y el semáforo rojo”, señaló el jefe del Ejecutivo local, tras reconocer que hay una evidente mejoría en lo que se refiere al uso de las camas-Covid.

Agregó que si los contagios siguen a la alza, la posibilidad de regresar al semáforo será muy amplia, por lo que insistió en que se necesita la colaboración de todos.

Indicó: “En la ruta en la que estamos no vamos a avanzar positivamente, costó mucho trabajo llegar al color naranja. Yo de todo corazón le pido a Dios, porque soy creyente, que no vayamos a retroceder”.

Enfatizó que el incremento de los contagios es notable en Acapulco, Zihuatanejo y Chilpancingo, por eso recordó que en todos los estados donde hubo reactvación está pasando lo mismo.

Sostuvo que el contagio se mantiene a la alza, lo que resulta muy delicado, pues costó mucho encontrar la ruta de la reactivación y advirtió: “Será muy doloroso y frustrante que vayamos a retroceder”.

Pidió a la población que no tenga que salir a mantenerse en sus casas, para evitar el escenario del repunte y de regresar a la semaforización en rojo, pues eso implica volver a cerrar actividades consideradas como no esenciales.

Deja tu opinión