Por otro lado, el legislador local consideró que la denuncia penal que interpuso la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ante la Fiscalía General de la República por daño ambiental, contra la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), sienta un precedente positivo porque “envía un mensaje de cero impunidad”.

La denuncia se interpuso luego de que se hizo viral un video en redes sociales que evidenció que las aguas negras eran vertidas a la playa Icacos del puerto de Acapulco, una playa certificada con el distintivo Blue Flag, que la catalogaba como un espacio libre de contaminantes, y que le fue retirado por ese hecho.

El diputado morenista explicó que de acuerdo con el Código Penal, las sanciones son de 1 a 9 años de presión, y en caso de sanciones económicas, de 300 a 3000 días de salarios mínimos.

Celebró la denuncia de la Conagua y aseguró que es un claro mensaje para los 81 municipios del estado, donde hay problemas de escurrimientos de agua negras a ríos, arroyos, lagunas y playas, que representa un grave problema “que también tiene que ver con presupuestos”.

Sostuvo que los municipios no tienen capacidad para operar las plantas tratadoras de aguas negras que a penas operan en un 30 por ciento, y recomendó a los ayuntamientos buscar estrategias para el funcionamiento efectivo de esas plantas a bajo costo, y así se evite el daño ambiental.

Deja tu opinión