Se despliegan la GN y Policía del Estado, impiden la toma de más unidades

Estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa se apoderaron de un autobús de transporte público en la entrada sur de Chilpancingo, no pudieron retener más por el despliegue que realizaron elementos de la Policía del Estado y la Guardia Nacional (GN).

El mediodía del domingo 12 de julio, estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos ingresaron a la capital del estado a bordo de dos autobuses estrella de oro y una camioneta oficial.

Se plantaron en la entrada sur de la ciudad, a la altura del Parador del Marqués, donde interceptaron un autobús que llegaba del puerto de Acapulco, bajaron a los pasajeros y declararon la unidad propiedad de la empresa Costaline bajo su control, para trasladar a sus compañeros en las actividades que tienen programadas para fechas próximas.

En cuanto trascendió la actividad de los estudiantes, personal de la Guardia Nacional (GN) y de la Policía del Estado se trasladaron hacia la caseta de Palo Blanco, ahí detuvieron la circulación de los autobuses foráneos, con la intención de impedir que los jóvenes de Ayotzinapa tomaran las tomaran.

Al percatarse de que ya no ingresaban más vehículos a la ciudad, los jóvenes decidieron moverse hacia la zona de terminales, ubicada en la parte norte de la ciudad.

El personal de la GN y de la Policía los siguieron de cerca, con la intención de impedir que tomaran más autobuses, lo que al final dio resultados porque los estudiantes optaron por regresar a su plantel, ubicado en el municipio de Tixtla.

No se generaron jaloneos entre estudiantes y los cuerpos de seguridad.

Deja tu opinión