Inconformes con las investigaciones del caso de Iguala

Lanzan petardos y bombas molotov sobre colchones bañados con gasolina

Estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa incendiaron la entrada principal y ventanales de Congreso local, para ello utilizaron colchones bañados con gasolina y lanzaron petardos.

Los jóvenes llegaron a Chilpancingo a bordo de seis autobuses de transporte foráneo, los que estacionaron sobre las vialidades que rodean al Congreso local.

Alrededor de las 11:30 horas, estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos culminaron un evento realizado en el área del estacionamiento del Palacio Legislativo de Guerrero, en el que participaron también integrantes de la Federación de Estudiantes Socialistas Campesinos de México (FECSM).

En dicho evento, acusaron al Gobierno de la República de utilizar la identificación de los restos de Chiristian Alfonso Rodríguez Telumbre como una cortina de humo, ante el manejo inadecuado de la pandemia del Covid-19, además de la caída de la economía y la impunidad con la que opera el crimen organizado.

Casi de inmediato, los jóvenes bajaron de sus camiones una decena de colchones para colocarlos sobre las ventanas del área de oficinas y en la puerta principal, luego los bañaron en gasolina.

Para no exponerse a ser alcanzados por un flamazo, los normalistas utilizaron petardos para que la detonación incendiara los colchones, una vez conseguido su objetivo, detonaron petardos y bombas molotov un módulo de control ubicado en la entrada del estacionamiento.

Por espacio de diez minutos, los normalistas lanzaron petardos en diferentes puntos del Congreso, donde antes realizaron pintas y posteriormente se retiraron del lugar, dejando las instalaciones en llamas.

Personal de seguridad del Congreso utilizó garrafones para tratar de sofocar las llamas, posteriormente arribaron al lugar bomberos y brigadistas de Protección Civil.

No hubo personas lesionadas ni detenidos.

Deja tu opinión