En el Congreso, depuración y no despidos masivos

0 119

– Para julio, al menos cien trabajadores estarán retirados de la nómina

Rogelio Agustín


El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Alfredo Sánchez Esquivel rechazó que haya un despido masivo en el Poder Legislativo, pero sostuvo que el proceso de depuración de la nómina seguirá su curso, de tal suerte que para julio próximo habrá un aproximado de por lo menos cien trabajadores eventuales dados de baja.

Sánchez Esquivel explicó que un despido masivo sería completamente injustificado y arbitrario, sin embargo, destacó que la depuración que está en marcha se realiza en el marco del respeto a los derechos de las personas, solamente en los casos en que procede.

“Lo que se hace es plantear la culminación de la relación laboral entre el patrón -que es el Congreso- y algunos trabajadores eventuales que tuvo el Congreso, pero que se volvieron no tan eventuales porque tenían más de dos años prestando algunos servicios, pero derivado de la pandemia ya no tenían ninguna razón para permanecer”, anotó.

Los que se han ido, hasta el momento son de 30 a 40 personas, los que aseguró: “ya no estaban haciendo absolutamente nada, ya era necesario finiquitar ese tema”.

Recordó que en 2018 hubo un incremento del capitulo mil del presupuesto de egresos destinado al Congreso, el cual fue observado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y que ascendió a mas de 20 millones de pesos.

En 2019 fuero cuarenta millones y para 2020 33 millones de incremento en el pago de nómina.

Tomando como base las observaciones de la ASF, destacó que se debe aceptar que hay personal de más y que la nómina debe registrar una necesaria depuración.

“Hay un problema en el que ya se cayó por tres años consecutivos, por eso es que ahora estamos tomando la decisión de terminar esa relación, con la certeza de que no afectamos a quien no se debe, pues hay trabajadores que llegaron con diputados en la 61 legislatura, ya estaban en fuera del tiempo que les correspondían, pero no se fueron cuando debían”, anotó.

Recordó que muchos diputados ya están metidos de lleno en las campañas de proselitismo, por lo que deben separarse del cargo y al retirarse, llevarse también a sus colaboradores.

Precisó que no hay en el Congreso ningún trabajadores que no haya sido liquidado conforme a derecho.

“Esto no es una cacería de brujas ni un tema político, una vez que se llega al acuerdo, todos son liquidados, no sucede como en otros tiempos, pues hay personas que hace ya varios periodos que fueron separados y todavía siguen dando vueltas por sus liquidaciones, ahora no es así”, insistió.

Se negó a utilizar el termino de aviadores, pues consideró que se trata de una palabra muy fuerte, pero indicó que hay quienes ya deben retirarse de la nómina del Congreso.

De acuerdo a su estimación, para julio o agosto serán más de cien los trabajadores liquidados, lo que le dará un importante margen de maniobra a los nuevos diputados.

El problema de la saturación, dijo que está en prácticamente todas las fracciones y representaciones de partido, incluso en Morena, de ahí que se haya decidido proceder a la depuración, pues el Congreso no puede seguir trabajando en un contexto de crisis permanente.

Recordó que el presupuesto del Poder Legislativo no ha registrado incremento, por eso es que hay respaldo a las acciones que se han emprendido.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.