Descarta líder del Congreso enfrentamiento entre el gobierno de Astudillo y el de Evelyn Salgado

0 87

– Alfredo Sánchez Esquivel reconoce que hay una administración que trabaja adecuadamente en Guerrero

Rogelio Agustín

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Alfredo Sánchez Esquivel descartó la posibilidad de que haya una confrontación política entre el gobernador saliente, el priísta Héctor Astudillo Flores y la mandataria electa, Evelyn Salgado Pineda, quien fue postulada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Sánchez Esquivel comentó que a tres días de que el jefe del Ejecutivo local haga acto de presencia en las instalaciones del Poder Legislativo, para rendir su sexto y último informe de labores, entre las fuerzas políticas que tienen presencia en la 63 Legislatura local existe armonía, lo que implica condiciones para garantizar el desarrollo del evento, que tendrá verificativo ante el Pleno.

Manifestó que junto con sus compañeros, los integrantes de la fracción parlamentaria de Morena, tienen ya una postura definida respecto al desempeño del actual jefe del Ejecutivo local, aunque se abstuvo de profundizar en el sentido de la misma.

Lo que sí reconoció, es que el actual gobernador llega al sexto informe fortalecido en algunos aspectos, aunque en otros de manera evidente se enfrentan complicaciones, sin embargo, entre los elementos que la bancada de Morena reconoce, es que en Guerrero hay un gobierno que está operando y que ya se alista para entregar la estafeta.

Anticipó que entre las observaciones que la bancada de Morena realizará, se encuentra el hecho de que se debe hacer lo necesario porque las condiciones en materia de combate a la pobreza, seguridad pública, desarrollo económico y fomento a la actividad agrícola mejore de manera sustancial, sin caer en el terreno de la confrontación.

Respecto a la posibilidad de que haya una confrontación política entre el gobierno que se va y el que entra, como sucede en otras entidades, con actores que pertenecen a diferentes fuerzas políticas, descartó que eso vaya a suceder en Guerrero.

“Si bien es cierto que no existe una relación de gran amistad, lo que sí prevalece es mucho respeto entre el actual gobernador y nuestra gobernadora electa”, dijo en un primer momento.

Más adelante, señaló que será en el mes de septiembre cuando se sepa si hay diferencias de fondo.

En todo caso, indicó que Guerrero no merece un escenario de confrontación, pues si bien la gobernadora electa tiene su origen en Morena, una vez que asuma el poder deberá dejar de lado la camiseta partidista y ejercer el poder en beneficio de todos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.