Alcalde: “Imposible otorgar el 20 por ciento de incremento salarial a sindicalizados”

100

Aunque el ayuntamiento lleva ocho días tomado, la administración opera en sedes alternas
El presidente municipal Antonio Gaspar Beltrán sostuvo que la administración que encabeza no está en condiciones de otorgar el 20 por ciento de incremento salarial que exige el Sindicato Independiente de Trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo, que este lunes cumplió una semana en posesión del ayuntamiento.
En la explanada de Palacio de Gobierno, donde acompañó al gobernador Héctor Astudillo Flores en los honores a la bandera, el primer edil precisó que el problema que actualmente no es de voluntad política para resolver las demandas del SITACH, que aglutina cerca de 300 empleados del municipio.
El problema está centrado en la falta de presupuesto, ya que no se cuenta con el recurso que reclaman y en consecuencia, “es imposible” otorgar el incremento salarial del 20 por ciento.
Confió en que a partir de la intervención de actores políticos, como es el caso del senador morenista. Félix Salgado Macedonio, que este lunes se reunió con Amada Ramón Zamora, secretaria general del SITACH, pronto haya condiciones para concretar el rescate financiero del municipio.
Precisó que pese a que durante una semana los sindicalizados mantienen cerrado el ayuntamiento, los trabajos de la administración no se han paralizado, puesto que se está trabajando en sedes alternas.
“Estamos operando desde puntos estratégicos, colocamos módulos de cobro en lugares como la dirección de Servicios Públicos Municipales, el panteón central, el Casino del Estudiante y la Secretaria de Seguridad Pública, hemos habilitado otros espacios como Protección Civil Municipal y planteamos un convenio con el comisario de Petaquillas, para que se nos permita establecernos”, anotó.
Indicó que la toma del palacio no paralizará el trabajo de una administración, a partir de que un gobierno se integra por personas, no por los edificios.
Pese a las complicaciones, dijo que la quincena se está liberando de manera paulatina, aunque ya el área jurídica analiza la posibilidad de aplicar los descuentos a los paristas, a partir de que el movimiento no está sustentado en la ley.
En forma irónica, dijo que atenderá la recomendación que en su momento le hizo su antecesor en el cargo, Marco Antonio Leyva Mena, en el sentido de que los usos y costumbre ya no sean parte de la normatividad que rija las relaciones con las y los trabajadores, debe ser el imperio de la ley el que prevalezca.

Los comentarios están cerrados.