Aplica el Ejército el Plan DN-III en Chilpancingo

99

A consecuencia del incendio más importante del año
Mientras el Ejército Mexicano puso en marcha el Plan DN-III en Chilpancingo, este lunes subió a 350 el número de brigadistas se desplegaron para combatir el incendio forestal que se ubica en la parte alta de seis colonias al sur de la ciudad.
El secretario de Protección Civil Estatal, Marco Cesar Mayares Salvador, confirmó que durante la noche se mantuvieron los trabajos de sofocación del fuego, el cual afecta terrenos de pastizales, palma, maguey, arbustos y hojarasca.
Indicó que este lunes se desplegaron más de 200 brigadistas de la Secretaría de Protección Civil estatal y municipal, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Comisión Nacional Forestal (Conafor) y Bomberos de Chilpancingo, con el apoyo de 21 unidades de atención de emergencias.
También se sumaron elementos de la Policía Preventiva de Chilpancingo y brigadistas de Protección Civil del municipio de Eduardo Neri, para colaborar en la sofocación del fuego.
Mayares Salvador informó que se instaló un puesto de mando para el manejo de la emergencia, de tal manera que las acciones se realicen de manera coordinada.
Destacó que a pesar del nivel del fuego, no hay reportes de personas fallecidas ni lesionadas y tampoco hay riesgo para las viviendas cercanas,
Apuntó que hasta el momento hay un avance del 70 por ciento en la sofocación del fuego y confió que «para las cuatro o cinco de la tarde, si el viento ayuda, haya un control del 100 por ciento del incendio».
La mañana del lunes 6 de mayo, elementos del Ejército Mexicano reforzaron su presencia en la zona del incendio, utilizando unidades tipo hummer y autobuses para trasladar a más de 200 efectivos habilitados para combatir el siniestro.
En las unidades y en los uniformes, se pudo observar la leyenda DN-III, el Plan que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) pone en marcha cuando se registran desastres que afectan a la población civil.
Hasta entrada la tarde no se registran afectaciones en personas, pero hay grupos de familias que se han retirado del fraccionamiento Jardines de Zinnhia y de la colonia Nuevo Mirador, por el riesgo que representa la cercanía de las conflagraciones.

Los comentarios están cerrados.