Bloquean calles para exigir incremento salarial en Chilpancingo

78

Sin acuerdos, la segunda jornada del paro laboral del SUSPEG  
En el segundo día de su movimiento, integrantes de la sección XXVIII del Sindicato Unico de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) bloquearon los calles del centro de la capital del estado en demanda del 15 por ciento de incremento salarial; el alcalde Marco Antonio Leyva Mena les ofreció el 8 por ciento, con el argumento de que se petición es financieramente inviable.
Desde las 08:00 horas del miércoles, los trabajadores que lidera Natividad Adame Martínez se apostaron en el cruce de las calles de mayor circulación en el centro de la ciudad, entre ellas Ignacio Ramírez, Miguel Alemán,  Cristóbal Colón y Juan N. Alvarez, la consecuencia inmediata fue un gran congestionamiento de las vialidades.
El dirigente sindical, ratificó que las demandas del movimiento son muy concretas; el incremento salarial del 15 por ciento, como sucedió el año pasado y el 30 por ciento de incremento en prestaciones.
Manifestó que de manera injustificada, la administración municipal se resiste a resolver favorablemente, cuando se sabe que los salarios de los trabajadores en Chilpancingo son de los más castigados en toda la entidad.
Por esa razón, dijo que las acciones se mantendrán hasta que haya una respuesta favorable, con el agregado de que también piden el pago del bono del Día del Padre, aunque no especificó el monto que debe tener dicho estímulo.
En conferencia de prensa, el alcalde Leyva Mena indicó que su administración solamente está en la posibilidad de otorgar un incremento del 8 por ciento directo al salario y 10 por ciento en prestaciones.
Explicó que en 2016, hubo condiciones para otorgar un incremento de esa dimensión, pero que siempre su tuvo claro que probablemente no volvería a suceder, por las complicaciones que se enfrentan en materia financiera.
De otorgarse el porcentaje que reclama el sindicato, dijo que se estaría comprometiendo una erogación anual de 25 millones de pesos, lo que implicaría no hacer obras que ya se tienen pactadas en diferentes puntos de la cuidad, incluso en comunidades del área rural.
Denunció que detrás del movimiento existen actores políticos, como el diputado local del PRD, quien dijo, tiene el interés de generar inestabilidad en el gobierno local para reposicionar a su partido.
También, dijo que en varias ocasiones ha tenido la oportunidad de dialogar con el dirigente de la sección XXVIII del SUSPEG y consigue avanzar en algunos puntos, pero cuando este se presenta a dialogar con sus bases le echan bajo lo pactado, situación que deja en claro que no cuenta con el consenso de sus representados.
El alcalde Leya Mena consideró importante que la dirigencia del SUSPEG analice la posibilidad de no afectar el pago de la quincena para sus compañeros, ya que de no cumplirse con dicho derecho, se puede generar una gran inconformidad en la base.
Manifestó su disposición al dialogo, por lo que enfatizó que no hay argumentos que justifiquen la toma del palacio municipal, como sucede desde la mañana del martes.

Los comentarios están cerrados.