CETEG destroza instalaciones del Congreso de Guerrero

102

Rechazan ofrecimiento de dialogo y acusan a los diputados de Morena de incurrir en traición
Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) rechazaron el ofrecimiento de dialogo hecho por los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), tras acusarlos de traición destrozaron la sala de Plenos, el área de monitoreo, los controles del recién comprado tablero electrónico y la biblioteca Siervo de la Nación.
Antes del mediodía, los maestros disidentes llegaron al punto conocido como El Trébol, en la parte sur de la ciudad, lugar en el que se ubica el edificio que alberga al Congreso del estado.
Además de la CETEG, en la protesta participaron estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, trabajadores sindicalizados del Colegio de Bachilleres y burócratas del Sindicato Unico de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), quienes señalaron que al validar la Reforma Educativa, los diputados, principalmente los emanados del Morena incurrieron en un acto de traición.
Como las puertas de acceso al Congreso son barrotes de acero muy reforzado, los disidentes tuvieron que utilizar un esmeril y al final estructuras de metal y bloques de concreto para poder abrirse paso.
Antes de que ingresaran a las instalaciones, a la escalinata de acceso salió el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Antonio Helguera Jiménez, quien les ofreció la instalación de una mesa de dialogo pero la misma fue rechazada.
Helguera Jiménez estuvo acompañado de Ricardo Castillo Peña, presidente de la Comisión de Educación y de Alfredo Esquivel Sánchez, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, quienes trataron de contener los excesos, sin embargo la actividad del magisterio ya estaba pactada.
Cubiertos del rostro, con cadenas, palos y tubos, los mentores ingresaron a la sala de sesiones, donde improvisaron un mensaje mientras se destrozaba el equipo de computo, además de los controles del tablero electrónico que recientemente adquirió el Congreso, el cual está valuado en más de siete millones de pesos.
Vandalizaron el área de monitoreo de audio, parte del Diario de los debates y las puertas que llevan a la zona de galerías, después se dirigieron a la biblioteca Siervo de la Nación para quebrar las puertas de cristal y tirar el equipo de cómputo que estaba a la mano.
De ahí sustrajeron documentación, la llevaron hacia la puerta principal y le prendieron fuego frente a sus demás compañeros.
Un reducido grupo de policías antimotines se acercaron al lugar para observar lo que pasaba y fueron perseguidos, aunque solamente alanzaron a uno de ellos, el cual fue retenido y llevado ante el grueso del contingente, pero al final decidieron dejarlo en libertad.
Los maestros persiguieron a los pocos elementos de la policía que se aceraron para verificar, al parecer no hubo una petición de auxilio por parte de la Jucopo ni de la Mesa Directiva.
Cuando por fin los maestros se retiraron, dejaron en el aire la advertencia de que regresarían el próximo 15 de mayo, cuando estalle un paro laboral de 72 horas.
Antes de despejar la vialidad, acusaron a los diputados del Morena de incurrir en un acto de traición, al exonerar del juicio político al ex procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, por la impunidad que prevalece en el caso Iguala y la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Los comentarios están cerrados.