Chilpancingo saturado de basura, el ayuntamiento ofrece solución en dos semanas

10


Hay protestas de colonos y padres de familia en escuelas 
Mientras las calles del primer cuadro de Chilpancingo lucen saturadas de basura, el alcalde Marco Antonio Leyva Mena sostiene que en dos semanas se tendrá definida la ubicación del próximo relleno sanitario.
El fin de semana, el ayuntamiento de Eduardo Neri prohibió que los camiones institucionales de Chilpancingo descargaran basura en el tiradero a cielo abierto ubicado en la comunidad de El Platanal, la misma disposición se estableció para los más de 150 integrantes del colectivo “La Basura Jefa”, por lo que la jornada del lunes casi todas las esquinas de la parte central de la capital de Guerrero estaban saturadas de desechos.
Para la mañana del martes, ante la acumulación de grandes montículos de basura,
vecinos y sociedades de padres de familia se organizaron para cerrar calles, para denunciar que se estaban generando gigantescos focos de infección en prácticamente toda la ciudad.
En la avenida de los Insurgentes, padres de la primaria José Martí bloquearon con los mismos desechos las calles, para de esa manera exigir al ayuntamiento se limpien las calles y no permita que sus hijos sean expuestos a una posible infección.
En otros asentamientos humanos, los ciudadanos expresaron su inconformidad por la falta de atención de las autoridades ante lo que puede generar una a emergencia sanitaria.
De hecho, señalaron que si no puede resolver el problema de la basura, el alcalde Marco Antonio Leyva Mena debería dejar el cargo.
Hasta el 19 de octubre, la presentación de las alternativas
En su conferencia de los martes, el presidente municipal de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena informó que su administración ya tiene ubicados dos predios que pueden ayudar en mucho a resolver el problema generado por la ausencia de un espacio en el que se dé el destino final a la basura generada en la capital.
Explicó que el problema surgió porque el tiradero de La Cinca debió cerrarse hace más de ocho años, pero no se hizo como debía, de tal suerte que fue la administración que encabeza la que tomó la determinación de atender el reclamo de los habitantes.
Aclaró que el gobierno estatal aportó solamente seis millones de pesos para trabajar en el tiradero de basura de El Platanal, municipio de Zumpango, por lo que el municipio debió poner la otra mitad para completar los 12 millones requeridos por la empresa que trabaja en el tratamiento de la basura.  
De los 12 millones de pasos comprometidos con la empresa, dijo que ya se aportaron ocho millones de pesos, lo que permitió convertir el tiradero de basura del Platanal en un relleno sanitario, el cual ya cumple con la normatividad correspondiente.
El jefe de cabildo manifestó que ya tiene dos predios listos para utilizarse como relleno sanitario, pero aunque se le insistió que informara sobre la ubicación de los mismos, el declinó la posibilidad y se limitó a señalar que lo dará a conocer hasta después del 19 de octubre, cuando rinda su segundo informe de labores.
La razón, dijo que es por cuestiones de organización, obras complementarias, de carácter jurídico y sobre todo, de tener acuerdos con los vecinos de las rutas que se ocuparán.   
Lo único que anticipó, es que los predios que son la opción para el nuevo relleno sanitario pertenecen al territorio de Chilpancingo.  
Admitió que la empresa Lixo, que tiene su domicilio en Michoacán no fue licitada para operar el relleno sanitario del Platanal, pero argumentó que tiene la experiencia suficiente para trabajar en ese tipo de tareas y también cuenta con referencias en varias entidades de la República.

- Publicidad -

Los comentarios están cerrados.