Comerciantes bloquean el ayuntamiento tras ser obligados a cerrar sus negocios

32

Las ventas en el primer cuadro de la cuidad son escasas, pero necesitan subsistir
Chilpancingo, Gro.- Comerciantes del primer cuadro de la ciudad bloquearon la avenida Ignacio Ramírez, frente a la entrada posterior del ayuntamiento para exigir les permitan abrir sus locales, considerados por las autoridades como «negocios no esenciales», pues refieren que necesitan del poco ingreso que rescatan para pagar los salarios de sus empleados y abonar al pago de rentas e impuestos.
La tarde del miércoles 20 de mayo, al menos 60 comerciantes se plantaron frente a la entrada del palacio municipal para solicitar que se les otorguen algunas condiciones que les permitan abrir sus negocios, pidiendo se les dictaminen horarios y reglas sanitarias para otorgar certeza de que no serán focos de infección.
Dijeron que se comprometen a acatar de forma íntegra cada indicación que se les dé, para poder permanecer activos en un horario, que por lo menos abarque de las 11:00 a las 18:00 horas por día.
En la entrevista, los comerciantes decidieron reservar su identidad, detallaron que cada que han intentado abrir sus negocios los operativos con la Guardia Nacional (GN) y la Policía del Estado aparecen, crecen de una brigada a tres que recorren la capital y reclaman que cesen las actividades de comercio, argumentado el riesgo de contagios de Covid-19.
La manifestación fue atendida por Ernesto Franco Pérez encargado de asuntos políticos del ayuntamiento, a quien reprocharon los inconformes que las grandes tiendas departamentales y supermercados siguen abiertos.
Lo anterior, pese a la versión que existen en redes sociales respecto a un nuevo brote de Covid-19 en la zona sur de Chilpancingo.
Antes, la GN y Cofepris cerraron 34 negocios
Durante el mediodía, como parte de un nuevo operativo en el primer cuadro de la ciudad, personal de Salud, COFEPRIS, Seguridad Pública y Guardia Nacional realizaron el cierre 34 negocios considerados no esenciales.
El recorrido fue realizado desde el barrio de San Francisco hasta el Zócalo capitalino, dónde fue clausurada parte de un local del mercado de San Francisco por venta de bebidas alcohólicas.
Dicha acción aseguró el secretario de salud pública Abraham García Silva se realizó por personal de Gobernación y no por el personal de Salud, no fue por incumplir las reglas sanitarias, si no por la venta de alcohol.
Ante los rumores de la existencia de contagios de Covid-19 en la tienda departamental de Aurrera Sur, el sectario de salud municipal descartó que se puedan dar resultados aún, ya que el departamento de epidemiología se encuentra investigando estos rumores, al igual que otros que han sido difundidos en redes sociales.

- Publicidad -

Los comentarios están cerrados.