Confirma UPOEG que está en confrontación con los “Ardillos”

56


El enfrentamiento del domingo en Buena Vista, detonante para la pugna entre civiles armados 

El comandante estatal de la Policía Ciudadana (PC) de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Ernesto Gallardo Grande reconoció que la noche del martes 28 de noviembre inició una confrontación directa con el grupo delictivo conocido como “Los Ardillos”, tras una ataque que dejó el saldo de un muerto y dos heridos.

Alrededor de las 22:00 horas del martes 28 de noviembre, un grupo de seis personas armadas llegó hasta la base que la UPOEG tiene en la comunidad de Palo Blanco, sobre la carretera federal México-Acapulco.

Gallardo Grande sostiene que los seis hombres eran integrantes del grupo delictivo conocido como Los Ardillos mismos que llevaban en el asiento trasero de la unidad al señor Luciano de León Dircio, vecino de Acahuizotla y ex integrante de la UPOEG.

El comandante de la Policía Ciudadana de la UPOEG refiere que al señor León Dircio ya lo habían asesinado cuando los supuestos ardillos llegaron a la base de Palo Blanco, luego se generó la balacera que dejó el saldo de dos heridos.

UPOEG está en confrontación con los Ardillos

Para la mañana del miércoles, la UPOEG incrementó su presencia en el corredor que va de Chilpancingo hacia el puerto de Acapulco sobre la carretera federal, principalmente en el tramo que va de la comunidad de Palo Blanco hacia Buena Vista.

El resguardo principal se registró en el entronque que lleva hacia Acahuizotla, lugar al que fue llevado el comisario de Buena Vista de la Salud por integrantes de la UPOEG.

Ernesto Gallardo explicó que el comisario fue llevado de Buena Vista hacia Acahuizotla para que proporcionara información sobre el enfrentamiento que se registró la tarde del domingo pasado entre integrantes del crimen organizado con policías del estado.

“El está aquí voluntariamente, se encuentra libre y solamente nos está proporcionando información”, dijo el representante de la Unión de Pueblos.

La retención del comisario se debe a que el enfrentamiento que los “ardillos” sostuvieron con la policía estatal, de acuerdo con la UPOEG, fue el detonante para que surgiera la confrontación.

“Esa confrontación se dio porque nosotros tenemos dialogo con el gobierno; cuando nos damos cuanta que hay presencia de grupos armados la ciudadanía denuncia al 911, por medio de esa denuncia ellos (la policía estatal) llegaron y se les dio el apoyo, fue con ellos que se tirotearon”, anotó Ernesto Gallardo.

Sostuvo que la UPOEG no permite la presencia de civiles armados que no estén avalados por la ciudadanía en sus zonas de influencia, de ahí la confrontación con los supuestos “ardillos”.

“Había personas que se querían imponer por encima de la Policía Ciudadana, que es nombrada por ciudadanos, comisarios y comandantes, ellos los desconocieron y resultó que ese grupo estaba al mando de los ardillos y nosotros no podemos tener ningún cártel donde está nuestro territorio comunitario”, anotó.

De acuerdo con Gallardo, el grupo delictivo que tiene su principal base de operaciones en Quechultenango pretende asumir el control del corredor carretero que va de Chilpancingo hacia el puerto de Acapulco, lo que indicó: “no lo vamos a permitir, porque nuestra paz no tiene precio”.

Dijo que la tarde del domingo fueron cinco las camionetas con hombres armados las que ingresaron a Buena Vista, en tanto que la tarde del martes fueron tres camionetas y el vehículo en el que dejaron abandonado el cadáver del ex integrante de la UPOEG.

Anticipó que durante los próximos días habrá una revisión de la situación que prevalece en las comunidades, para solicitar a los comisarios que operan con la delincuencia organizada “que amen un poco a su pueblo y que se retiren”.

En consecuencia, dijo que la UPOEG está en un proceso de acumulación de fuerzas para evitar nuevas incursiones armadas en la zona que actualmente controla.

A pregunta expresa dijo que en estos momentos, en el corredor carretero se desplazan entre 400 y 450 policías ciudadanos, pero en la zona también hay recorridos de la Policía del Estado y la Policía Federal (PF).

Los comentarios están cerrados.