Crece a cinco el número de víctimas mortales por el sismo en Guerrero

10

Se dispara número de viviendas afectadas
El gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó  que el número de victimas mortales por el sismo se incrementó a 5, en tanto que la cantidad de viviendas afectadas se disparó en forma considerable durante la jornada del miércoles 20 de septiembre, principalmente en la cabecera municipal de Atenango, donde se tiene un registro superior a las 350 viviendas con daños estructurales.
Para la mañana del miércoles 20 de septiembre, el Ejecutivo local confirmó que ya eran cinco las personas reportadas como muertas a consecuencia de los movimientos de tierra del martes 19.
El primer caso fue el de la joven Gloria Estefanía Domínguez, de 19 años, en Iguala de la Independencia y cuyos padres resultaron heridos cuando le cayó una roca.
En Huitzuco de los Figueroa fueron dos los decesos registrados; el primero fue el de la señora Leovigilda Baltazar Francisco, de 55 años y radicada en la comunidad de Chaucingo, en la comunidad de Atetetla el señor Roberto Hernández, de 43 años sufrió un traumatismo cerrado de abdómen.
En la comunidad de Tehuaxtitlán, perteneciente a Xochihuehuetlán, la señora Martiniana “N”, de 75 años murió a consecuencia del deslizamiento de una roca.
En Chilapa, en la comunidad de El Mesón, un joven llamado Maximino Tolentino, de 22 años murió aplastado por una roca.
En Atenango, la alcaldesa Amparo Eréndira Puente González informó que tenía 50 viviendas colapsadas y 350 con diferentes niveles de daños, pero en todos casos se recomendaba abandonar las viviendas para mantener a salvo la integridad personal de los moradores.
Aclaró que se trataba solo de un reporte preliminar, ya que personal bajo su responsabilidad todavía no reportaba lo que se encontraba en la parte alta de la cabecera municipal, tampoco se tenía un solo registro de las afectaciones que se presentaban en las 14 comunidades.
Por los primeros datos que le proporcionaban sus comisarios, dijo que los principales daños estaban ubicados en Iglesias y escuelas, las viviendas eran las menos, aunque también había daños en los caminos de acceso.
Hasta el mediodía, en Atenango había tres refugios temporales y en ellos se atendía por lo menos a 300 personas, aunque el número podía crecer de manera importante.
Más tarde, el gobernador Héctor Astudillo Flores reconoció que hasta este momento, el municipio con más afectaciones era Atenango, aunque en Copalillo y Huitzuco ya se afianzaba el dato de por lo menos cien viviendas devastadas.
Dijo que para el mediodía estaba confirmado el deceso de cinco personas, razón por la que se hacía necesario llamar a la población para extremar precauciones.
Asumió que las familias se resisten a dejar sus viviendas porque es para muchos el patrimonio formado a lo largo de muchos años, pero les manifestó que en estos momentos lo principal es mantener a salvo la integridad personal.
Solicitó que se elabore de manera puntual un censo que contenga todas las afectaciones  para que el gobierno haga una valoración respecto a la medida en que puede respaldarlos.
En todo momento, dijo que lo principal es que las familias dejen las casas afectadas para evitar lesiones y decesos que en estos momentos se pueden prevenir.
La noche del martes 19, el gobierno estatal tenía un registro superior a las 400 viviendas afectadas, el cual se incrementó de manera importante cuando se sumó el caso de Atenango, en donde hay 350 con daños de diferentes niveles y 50 completamente colapsadas.

Los comentarios están cerrados.